Central busca volver a una semifinal de Copa Libertadores después de 15 años

Visita a Atlético Nacional de Medellín, desde las 22:45, por la revancha correspondiente a los octavos de final. En la ida, el "Canalla" ganó 1-0.

Rosario Central y toda la ilusión de la numerosa hinchada "canalla" se preparan para el trascendental partido en Colombia ante Atlético Nacional de Medellín, a jugarse hoy a las 22:45 de Argentina por la revancha de cuartos de final de la Copa Libertadores, después del triunfo del equipo rosarino por 1-0 como local, el jueves pasado.
El encuentro se jugará en el estadio Atanasio Girardot, que presentará un lleno total, con el arbitraje del uruguayo Daniel Fedorczuk, y al conjunto rosarino le alcanzará con un empate –o derrota por un gol si logra convertir– para clasificar a la semifinal del máximo torneo continental de clubes, lugar al que no accede desde 2001, cuando fue eliminado en esa instancia por Cruz Azul de México.
El director técnico Eduardo Coudet mantendría el equipo que le ganó al conjunto colombiano en el partido de ida, con el defensor Pablo Alvarez en lugar del lesionado Javier Pinola, quien sufrió la fractura de la tibia derecha al minuto de ese partido, tras un duro cruce con el marcador central Felipe Aguilar.
El plantel "canalla", que arribó en la noche del martes a Medellín tras un agotador viaje en un vuelo charter con escala en Jujuy, realizó su último ensayo de fútbol el martes en el Country de Arroyo Seco antes de viajar a Colombia.
Coudet paró antes de viajar el mismo equipo que ganó el partido de ida con el gol de Walter Montoya, aunque mantiene una duda: el posible ingreso del volante ofensivo Giovani Lo Celso por el delantero Germán Herrera.
El técnico deshoja la margarita entre incluir al pibe Lo Celso, que le daría una mayor tenencia de pelota, o mantener en el equipo a Herrera, dispuesto al sacrificio, quien le aporta además compañía ofensiva a Marco Ruben, máxime en una definición donde un gol visitante cotiza doble.
Si juega, Lo Celso lo haría como un doble cinco y obligaría al enganche Franco Cervi a pararse como un mediapunta, más cerca de Ruben, a diferencia de Herrera, quien jugaría por la derecha como segundo delantero.
"Central tiene que hacer el mismo partido que hizo en el primer tiempo contra Gremio. Un partido inteligente, con un gran desgaste físico, una presión constante y una gran tenencia de pelota, que es el fuerte de ellos", opinó el ex arquero "canalla" Laureano Tombolini, el héroe de los penales de aquella infartante definición contra América de Cali, en la Copa Libertadores 2001, que le permitió a Central llegar a la semifinal de esa edición, que finalmente ganaría Boca Juniors.
Por el lado de Atlético Nacional, su entrenador Reinaldo Rueda sabe que el desafío es complejo, atento al buen rendimiento que el equipo rosarino ha mostrado de visitante, en donde sólo cayó ante Palmeiras (0-2) pero derrotó a River y Nacional de Montevideo (3-1 y 2-0) y a Gremio en Porto Alegre por 1-0, por octavos de final.
Para ello, Rueda confía en que como local su equipo venció a Sporting Cristal por 3-0, a Peñarol 2-0, y empató sin goles con Huracán en la ronda de grupos, para derrotar después al "Globo" por 4-2 en la definición de octavos de final, con un escandaloso arbitraje del venezolano José Argote, quien perjudicó claramente al equipo de Parque Patricios.
Al respecto, Rueda dijo que "a estos partidos no hay sólo que jugarlos, hay que correrlos y ganarlos con la cabeza fría. Rosario no viene a encerrarse, sino a presionar arriba y es favorito porque está en ventaja".
"Es un equipo maduro, con oficio y jugadores de sacrificio, aplicados, típico de los argentinos que son competitivos y actúan con intensidad", señaló el DT colombiano el martes último ante la prensa local.
En el conjunto "verdolaga" aún no está para jugar el delantero Víctor Ibarbo, de muy buen rendimiento en la fase de grupos, mientras se recupera el también atacante Luis Carlos Ruiz.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico