Centrales sindicales realizan la segunda huelga contra Temer

En este contexto, el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte de Brasil, envió al Congreso la denuncia por corrupción contra el presidente Michel Temer, con lo que la Cámara de Diputados inició el trámite para decidir en una votación si procesa o no al mandatario.

Las centrales sindicales de Brasil realizarán hoy la segunda huelga con manifestaciones de protesta contra las reformas económicas del gobierno y para pedir la renuncia del presidente Michel Temer, quien apuesta a aprobar la flexibilización laboral en las próximas dos semanas.
En este con texto, el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte de Brasil, envió al Congreso la denuncia por corrupción contra el presidente Michel Temer, con lo que la Cámara de Diputados inició el trámite para decidir en una votación si procesa o no al mandatario.
La segunda huelga general convocada contra Temer -luego de la paralización considerada la mayor de la historia del 28 de abril pasado- promete tener menos impacto, sobre todo porque a ella no adhirieron dos centrales sindicales de centroderecha, Fuerza Sindical y UGT, con diputados de la base oficialista del gobierno aunque críticos con la reforma laboral.
En San Pablo y Rio de Janeiro se esperan manifestaciones en la noche de este viernes contra una reforma laboral que, pese a la denuncia contra Temer por corrupción, parece tener “vida propia”, ya que fue elevada anoche al plenario del Senado tras pasar por 11 votos contra 8 en la Comisión de Constitución y Justicia.
El Partido del Movimiento de la Democracia del Brasil (PMDB) de Temer sufrió la baja de un crítico de la reforma, el jefe de su bloque, Renán Calheiros, quien se alineó a las centrales sindicales y abrió una nueva crisis.
Calheiros acusó al presidente de ser gobernado desde la prisión por el ex diputado Eduardo Cunha, mentor del impeachment a Dilma Rousseff el año pasado que permitió el ascenso del vicepresidente.
Rousseff postuló, por Twitter, que el Supremo Tribunal Federal debe “reanalizar” el impeachment por tratarse de una trama de Cunha para poner a Temer en su lugar.
Por lo pronto, ayer ingresó la primera, por corrupción: la presidenta del máximo tribunal, Carmen Lucia Antunes, envió la denuncia penal del fiscal que consideró a Temer destinatario del soborno que la empresa JBS negoció y pagó al hoy detenido ex asesor presidencial Rodrigo Rocha Loures, quien fue grabado pidiendo coimas para él y el actual mandatario.
Temer calificó de "infamia" la acusación y abrió una disputa con el fiscal general.
Precisamente, Temer eligió a una "opositora" dentro del Ministerio Público, Raquel Dodge, como futura jefa de los fiscales de Brasil, ya que el mandato de Janot, el acusador, vence en septiembre.
El envío de la denuncia a la Cámara de Diputados ahora debe seguir una serie de ritos que pueden demorar apenas una semana o tres meses.
En caso de ser aceptada, Temer deberá apartarse del cargo por 180 días y asumirá el cargo el presidente de Diputados, Rodrigo Maia.
Temer senecuentra así, acorralado entre la denuncia de la fiscalía y manifestaciones en su contra.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico