Cerámica San Lorenzo confirmó el cierre de su fábrica

El bloque de diputados provinciales del PJ-FpV brindó ayer su apoyo a todas las negociaciones que emprenderá el secretario general de los ceramistas, Armando Moyano y el protesorero, Guillermo Duret en Buenos Aires, luego de confirmarse el cierre de la fábrica San Lorenzo de Puerto Madryn.

Los diputados Javier Touriñan, José Grazzini, Alejandra Marcilla, Gabriela Dufour, Viviana Navarro, Gustavo Fita, Estela Hernández y Cecilia Torres Otarola se interiorizaron ayer de la problemática suscitada con la planta de cerámica San Lorenzo, que confirmó el cierre de su fábrica en Puerto Madryn, lo que producirá que 150 trabajadores y sus familias pierdan sus ingresos.
El secretario general de los ceramistas, Armando Moyano y el protesorero del gremio, Guillermo Duret, se reunieron ayer con los diputados del bloque PJ - Frente para la Victoria, a quienes comentaron la situación y la decisión de viajar a Buenos Aires para intentar revertir la situación.
"La importación de cerámicos de China impide que podamos competir, los empresarios buscan la precarización laboral al considerar que la mano de obra en este país es muy cara", dijo Moyano a la prensa, una vez terminada la reunión.

"MACRI APUNTA AL
CIERRE DE LAS FABRICAS"
Los diputados se comprometieron a colaborar con los trabajadores en lo que necesiten y si es necesario involucrar a sus pares y senadores de la Nación que representan al FpV. "Queremos que la producción local crezca, que haya trabajo para todos, pero la política nacional del presidente Mauricio Macri apunta al cierre de las fábricas, al achicamiento, al tarifazo, a la precarización de los trabajadores y así es imposible crecer en la Argentina", dijo la diputada Gabriela Dufour.
Moyano les agradeció el respaldo de los legisladores del FpV "para que entre todos podamos buscar una solución" y les recordó que San Lorenzo ya cerró el 5 de enero una fábrica en Villa Mercedes dejando 140 trabajadores y ahora la de Puerto Madryn.
Sobre los argumentos de la empresa dijo que "en el país no hay comercialización por la caída del consumo y el detenimiento de la obra pública, y ellos creen que dejando sólo las fábricas en San Juan y Azul les alcanzará".
Otro de los temas es la importación, "el Gobierno nacional ha dejado ingresar la importación y es difícil competir con pisos de otros países cuya mano de obra es muy barata. Nosotros nos resistimos a la precarización laboral, la baja del salario y la reforma convencional porque los trabajadores necesitan el poder adquisitivo para mayor consumo y lo peor que podemos hacer es reducir salarios o que se los despida".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico