CGT insiste con bono, pero desde la UIA piden revisión sector por sector

"El bono es interesante como herramienta, el punto está en ver quién y cómo puede hacerlo y cómo puede pagarlo", sostuvo desde la Unión Industrial Argentina (UIA), José Urtubey. "Dependerá de cada sector", agregó.

Industriales y dirigentes sindicales coincidieron en la necesidad de alcanzar un acuerdo para otorgar una "compensación" de fin de año que cubra la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores ante la inflación, pero los empresarios aclaran que el monto se deberá convenir sector por sector.
"El bono es interesante como herramienta, el punto está en ver quién y cómo puede hacerlo y cómo puede pagarlo", sostuvo desde la Unión Industrial Argentina (UIA), José Urtubey. "Dependerá de cada sector", agregó a Radio 10.
"Suena difícil que pueda haber un parámetro común para todos", destacó Urtubey, aunque subrayó: "me parece bien como concepto buscar un bono para fin de año".
El referente de la UIA recordó que el sector industrial acumula una caída del 4,7% en lo que va del año, por lo cual reclamó al Gobierno "una agenda de competitividad sistémica, que se refiere, principalmente, a poder acceder a líneas de financiamiento a tasas racionales y bajar los costos impositivos". En esa línea, advirtió que "hay economías regionales que no pueden pagar" compensaciones de fin de año.
Por su parte, el secretario general de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez, aseguró que "hay una situación de urgencia en vastos sectores poblacionales que deben encontrar una solución rápida e inmediata" y reclamó medidas al Gobierno.
"Hemos marcado claramente que queremos que se alivie la situación de los jubilados que ganan la mínima, los trabajadores públicos y privados que están con pérdida del poder adquisitivo producto de lo que pasó este año, los beneficiarios de planes sociales, que son empleados informales con pocos ingresos, y los que aportan Ganancias, a los que se les hace cada vez más pesado este impuesto", describió Rodríguez.
Sobre la reapertura de paritarias y el bono de fin de año, dijo que depende de cada actividad, de las partes y las cláusulas de cada acuerdo firmado, que no depende de la CGT. "No es una medida generalizada que se pueda tomar, pero si se advierte que el ritmo inflacionario del año no llagará a recuperar lo que se perdió el poder adquisitivo en materia de remuneración, y por eso una compensación", señaló.
En tanto, desde los sectores de la CGT más combativa del Gobierno aseguraron que el bono no satisface las demandas salariales de fondo. "Sería una compensación por pérdida de poder adquisitivo, pero es prolongar la discusión, porque es por única vez. Con lo cual, se da un bono para compensar este año", dijo Sergio Palazzo, jefe de La Bancaria, y miembro de la Corriente Político Sindical Federal.
"La inflación ha superado nuestro acuerdo salarial. Entonces, pedimos la reapertura de paritarias por la vía formal, pero todavía no fuimos convocados", subrayó Palazzo. "Nuestro acuerdo salarial de este año dice que si las variaciones económicas son importantes, cualquiera de las partes puede pedir la reapertura de paritarias", aclaró, y anunció nuevas medidas de fuerza para esta semana para forzar la apertura de mesa de negociación con los banqueros. "Vamos a hacer asambleas el miércoles y jueves entre las 12 y las 15", anticipó en diálogo con Radio 10.
Ante la falta de respuestas del Poder Ejecutivo, el secretario de Finanzas de la CGT, Abel Frutos, reiteró la posibilidad de lanzar el paro nacional. "La medida de fuerza está definida y ahora está en manos del gobierno nacional su realización o no. Depende de cómo satisfaga los reclamos de CGT que ya son de público conocimiento", indicó el panadero Frutos.

"MISERABLE MIGAJA"
Ambito Financiero reveló ayer que el Gobierno evalúa por estas horas entregar un bono de $750 a estatales y jubilados que cobran la mínima y una exención del Impuesto a las Ganancias sobre el pago del medio aguinaldo de diciembre con un tope salarial, que según fuentes oficiales, oscilará alrededor de los $45.000.
El jefe de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, lo calificó como "una miserable migaja". El sindicalista docente consideró que "lo que tiene que hacer el Gobierno es reabrir las paritarias y parar con los despidos en todo el país, parar con el ajuste, un ajuste económico que sigue multiplicando desocupados y hambre en todo el país".
"El bono con que el ministro (de economía, Alfonso) Prat-Gay se muestra tan duro es una miserable migaja", aseveró Yasky a la agencia oficial Télam, quien reafirmó la convocatoria "a construir una jornada de lucha nacional a todos aquellos que estén dispuestos a defender el papel del movimiento sindical y los intereses de los trabajadores".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico