Chini y Quevedo fueron reconocidos como autores del robo

Este mediodía se llevó a cabo, en los tribunales penales, la audiencia de reconocimiento por el robo ocurrido el 30 de julio en un local de la Avenida Kennedy de esta ciudad. En la misma, fueron reconocidos como autores del hecho Sergio Chini y Gladys Quevedo.

Pasado el mediodía del jueves se concretó en sede de los tribunales penales la audiencia de reconocimiento de personas por una hecho acontecido el pasado 30 de julio del presente año que tiene como imputados a Sergio Chini y su pareja Gladys Quevedo.

La audiencia de reconocimiento se llevó a cabo por Raquel Tassello, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Verona Dagotto, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de Chini y Quevedo fue ejercida por Esteban Mantecón y Claudia Torrecillas, abogados de la defensa pública. La víctima fue acompañada por una profesional del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito.

En la jornada se efectuaron ruedas de reconocimiento de personas para ambos y dieron positivo, fueron reconocidos por la víctima como los probables autores del hecho. Mañana viernes se llevará a cabo una audiencia de revisión de la prisión preventiva que viene cumpliendo Chini.

EL CASO

El hecho investigado aconteció el día 30 de julio por la tarde, cuando Mario Sergio Rolando Chini y Gladys Noemí Quevedo, ingresaron a un local comercial sito en Avenida Kennedy al 3.000 de esta ciudad, y luego de consultar por diferentes prendas de vestir que se encontraban a la venta en el lugar, Chini extrajo un arma de fuego y apuntó con la misma a la vendedora del lugar, traspasó el mostrador, tomó del cabello a la víctima y la tiró al suelo rompiendo a su vez el vidrio del mostrador.

Seguidamente Quevedo tomó la computadora que se encontraba en el mostrador y el teléfono fijo, Chini sustrajo de la caja registradora dinero en efectivo y el celular de la vendedora. Luego, Quevedo le pidió las llaves del local, por lo cual se trasladaron hacia la parte posterior del negocio, en donde la ladrona sustrajo, de la cartera de la víctima, la billetera y dos juegos de llaves, entre otros objetos de valor.

Finalmente se dieron a la fuga del local comercial. Calificándose, provisoriamente el hecho, como "robo agravado por haber sido cometido con arma de fuego, cuya aptitud para el disparo no puede tenerse por acreditada", en calidad de coautores para Chini y Quevedo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico