"Chipi" está preso, pero volvería a ser beneficiado con arresto domiciliario

Tras ser detenido el sábado por violar la prisión domiciliaria y herir a un joven con un cuchillo, Pablo Rodríguez quedó detenido hasta tanto su defensora pública consiga un nuevo domicilio familiar para que cumpla los quince días de arresto domiciliario que le dictó la justicia días atrás. Además, ahora lo denunciaron su propio hermano Geremías Rodríguez y su cuñada por amenazas de muerte.

El sábado por la tarde Pablo Miguel Rodríguez (23) fue sometido a la audiencia de control de detención tras ser detenido por apuñalar ese día por la mañana a Ricardo Levil (24). Este recibió un corte en un hombro con un cuchillo en el sector de las calles Código 558 y 554 del barrio San Cayetano.
El juez Mariano Nicosia presidió el acto judicial donde se revisó la detención del "Chipi", quien cayó preso por tercera vez en apenas ocho días y además violó el beneficio de la prisión domiciliaria que le había impuesto el miércoles la juez Gladys Olavarría.
En la audiencia, el fiscal general Héctor Iturrioz no pudo imputarle el nuevo delito de lesiones al acusado porque la víctima no quiso radicar la denuncia. En una entrevista que le efectuó la policía en el Hospital Regional, Levil habría argumentado: "todo el mundo sabe que el ´Chipi´ entra por una puerta y sale por otra".
No obstante, el acusador público expuso una denuncia que efectuó el hermano Geremías Rodríguez y la pareja de este porque el imputado los amenazó de muerte en el domicilio que compartían hasta el sábado en calle Las Fresas al 3.900.
Luego de la denuncia que "Chipi" había recibido por parte de su madre y su hermana, había fijado domicilio en la vivienda de su padre para cumplir prisión domiciliaria, pero tuvo problemas con su propio hermano y su cuñada.
En ese contexto, Iturrioz solicitó la prisión preventiva para Pablo Rodríguez por la reiteración delictiva y porque había violado el arresto domiciliario. Desde el Ministerio Público Fiscal sostuvieron que el juez no estuvo de acuerdo con el pedido.
En tanto, la defensora pública que asistió al acusado, Viviana Barilari, fundamentó que en las próximas horas presentará un informe social de su defendido y fijará un nuevo domicilio para cumplir la medida que goza. Por lo tanto, el imputado quedó detenido hasta que se revea esa situación.
En las últimas semanas "Chipi" había sido noticia por diversos incidentes. El martes fue apresado en la calle Alvear al 300 por intentar robar en una Chevrolet Avalanche que estaba estacionada, de donde se apoderó de una billetera con 6.500 pesos y cheques vencidos.
Días antes, Olavarría le había dictado 15 días de arresto domiciliario tras ser detenido el sábado 31 de octubre por romperle la nariz de un cabezazo a un policía, quien intentó identificarlo en las 1.008 Viviendas donde se encontraba junto a un grupo de jóvenes ocasionando disturbios.
El incidente ocurrió a sólo un día de haber terminado de cumplir la prisión domiciliaria nocturna por una presunta resistencia a la autoridad en la terminal de ómnibus y por la causa de violencia familiar contra su madre y hermana.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico