Chocaron contra una ambulancia y al escapar de un patrullero se desbarrancaron contra una casa

Los dos ocupantes de un Ford Fiesta protagonizaron un accidente cuando escapaban de la policía. Luego de chocar a una ambulancia en la calle Huergo, fueron perseguidos por un patrullero. En la huida, sobre el final de la calle Los Naranjos, chocaron contra un VW Polo estacionado al que hicieron desbarrancar. Producto de ese impacto el Fiesta voló y cayó entre patio de una casa y un pasillo peatonal. Los ocupantes del vehículo, que estaban en presunto estado de ebriedad, fueron detenidos.

Un equipo periodístico de El Patagónico -que se encontraba cubriendo la asistencia que recibía un apuñalado en Huergo y Los Perales-, fue testigo de lo sucedido ayer, minutos antes de las 12, cuando el conductor de un Ford Fiesta, dominio EHU 848, chocó la parte trasera de una ambulancia del servicio médico del barrio 30 de Octubre que auxiliaba al herido de arma blanca.

La unidad sanitaria terminó con daños en guardabarros trasero y la óptica izquierda, según constató personal policial de la Seccional Séptima. Ese choque se produjo ante la mirada de los efectivos que se hallaban en un patrullero.

En lugar de detenerse, el conductor del Fiesta -posteriormente identificado por fuentes oficiales como Alex Brandon Muñoz (20)- aceleró para escapar del lugar efectuando maniobras peligrosas. Entonces el móvil policial salió en su persecución por la calle Huergo.

Después que avanzar una cuadra el conductor del Fiesta giró en Los Naranjos, donde casi se estrelló contra una casa. Luego subió a gran velocidad hasta el final de Los Naranjos, donde esa calle termina en un barranco, detrás de un conocido corralón de materiales.

accidente lunes
Video: Martín Pérez / El Patagónico


En lo alto de esa lomada estaba estacionado un Volkswagen Polo –patente BRN 229- propiedad de Marcela Escurra, quien todos los días utiliza ese mismo lugar como estacionamiento.

Brandon Muñoz no tenía margen de maniobra e impactó de lleno contra el lateral derecho del vehículo estacionado. El Polo se desbarrancó y el Fiesta en su alocada carrera voló hasta caer volcado entre el patio de una casa y el pasillo peatonal que utilizan los habitantes de ese sector del barrio San Martín.

GOLPEADOS Y DETENIDOS

A esa hora del mediodía muchos niños suelen juegan entre la ladera agrietada por el reciente temporal y los angostos pasajes peatonales, pero por fortuna no se registraron heridos.
La policía rodeó de inmediato el sector y detuvo a los dos ocupantes del Fiesta. Brandon Muñoz y su acompañante -identificado por la policía como Leandro Tranamil (20)- salieron por sus propios del coche y con leves golpes.

En forma paralela apareció la dueña del VW Polo, quien no podía creer cómo quedó su auto destrozado en medio del barranco y a punto de caer contra una de las casas del sector. La mujer descendió hasta el pasillo que se encontraba uno de los detenidos y de la bronca le propinó insultos y golpes.

Luego, los individuos fueron subidos al patrullero y conducidos a la comisaría del barrio Máximo Abásolo, donde quedaron a disposición del Ministerio Público Fiscal en averiguación de los delitos de desobediencia, resistencia a la autoridad y daños.

Ambos jóvenes no sufrieron heridas en el accidente, solo golpes superficiales. De todas maneras concurrió una unidad de los Bomberos Voluntarios y los rescatistas de Defensa Civil, quienes colaboraron en las tareas para retirar los vehículos.

Al momento del accidente el dueño de la casa contra la que impactó el Fiesta no se encontraba, y los propios vecinos lo pusieron en conocimiento de lo ocurrido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico