Chocó contra el guarda rail y asegura que fue por el viento

Cerca del mediodía de ayer el conductor de un Volkswagen Voyage circulaba por la ruta Nacional 3 de norte a sur y cuando intentó una maniobra de sobrepaso perdió el control. Lo atribuyó a las fuertes ráfagas. Al derrapar intentó volver a la calzada e impactó contra una Ducato que circulaba en su misma dirección. El auto luego dio cuatro trompos en plena ruta y terminó estrellado contra la barrera metálica.

Ayer a las 11:30 en la ruta Nacional 3, a la altura de El Infiernillo, un Volkswagen Voyage conducido Guillermo Herrera chocó contra el guarda rail. El conductor perdió el control del vehículo, derrapó, volvió a la calzada repentinamente y chocó a un utilizario que viajaba en su misma dirección. Luego el automóvil, ya totalmente descontrolado, dio cuatro trompos y terminó incrustado en la barrera metálica.
Herrera viajaba de norte a sur, acompañado de una mujer. Según el conductor, cuando intentaba sobrepasar a una Ducato que viajaba por el carril izquierdo, una fuerte ráfaga le desacomodó el vehículo. El Infiernillo es conocido por la intensidad con la que el viento golpea.
Al salir de la calzada, según Herrera, el Voyage iba directo a estrellarse de frente con el inicio del guard rail, pero él pegó el "volantazo" y volvió a la ruta. En esa maniobra el vehículo contra la parte delantera de la Ducato y terminó incrustado contra el guard rail.
En el lugar tomó intervención el comisario César Brant con personal de la Sección Operaciones y efectivos de la Comisaría Primera. Una ambulancia del Hospital Regional llegó para revisar a los heridos, aunque se supo que no revestían lesiones graves sino solo traumatismos.
El tránsito por la ruta fue cortado momentáneamente en la mano de acceso a la zona céntrica y se produjo una gran congestión vehicular en hora pico.
Inspectores municipales de Tránsito desviaron a los automovilistas mientras integrantes de Defensa Civil colaboraron en la limpieza de la calzada y la remoción del vehículo con serios destrozos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico