Ciberacoso, un "círculo vicioso"

La combinación de ser víctimas de burlas en persona y de ciberacoso podría aumentar en gran medida el riesgo de que las víctimas se acaben convirtiendo en acosadores, según un estudio reciente.

"Los estudiantes que son víctimas tienen más probabilidades de mostrar conductas agresivas contra los demás", dijo la investigadora principal, Alexandra Hua, del Centro Médico Pediátrico Cohen, en de Nueva York. "Este fenómeno podría llevar a un círculo vicioso en el que los acosadores crean acosadores a partir de sus víctimas".
En el estudio, los investigadores analizaron los datos de estudiantes estadounidenses de 10 a 17 años de edad. Hallaron que el 43 por ciento de los niños habían experimentado el acoso en persona y el 7 por ciento habían sido sometidos a algún tipo de ciberacoso mediante mensajes de texto, medios sociales y otros medios.
Los niños que sufrieron el acoso en persona o en internet tenían más probabilidades de presentar conductas agresivas, como las peleas físicas, hostilidad verbal, daños de la propiedad y chantaje a los iguales, mostraron los hallazgos.
Pero el riesgo de realizar estas conductas era más del doble para las víctimas de ambos tipos de acoso, afirmaron los autores del estudio.
El 38 por ciento de los niños que sufrieron ambas formas de acoso mostraron conductas agresivas. Esta cifra contrasta con el 15 por ciento de los que solo sufrieron ciberacoso y el 4 por ciento de los que solo fueron víctimas del acoso en persona.
"Estas conductas podrían implicar acciones vengativas contra los agresores, con una conducta agresiva para defenderse de futuros intentos de acoso, o peor aún, el aprendizaje a través del ejemplo y el inicio del acoso a niños que previamente no estaban involucrados", dijo Hua Adesman, jefe de pediatría del desarrollo y conductual del Centro Médico Pediátrico Cohen, en Nueva York.
También señaló que con las altas tasas de uso de dispositivos móviles de los jóvenes, se debería centrar más la atención en el ciberacoso y sus daños, especialmente cuando se combina con el acoso en persona.
Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.


Fuente: American Academy of Pediatrics

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico