Científicos del Conicet rechazan ser reubicados en universidades

Los investigadores descartaron esta propuesta por considerar que no cuentan "con garantías, pues no existe ningún acta formal". Así decidieron continuar con la toma en el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El Gobierno nacional propuso insertar a unos 500 científicos que quedaron fuera de la carrera del Conicet en universidades nacionales, pero los investigadores rechazaron la iniciativa al considerar que así continúan "siendo expulsados del sistema" científico tecnológico, confirmaron desde el sector en conflicto.
En diálogo con ámbito.com, Alejandro, psicólogo becario del Conicet y miembro de la agrupación Jóvenes Científicos Precarizados, confirmó que no aceptarán la propuesta. "Exigimos el ingreso a Conicet. Lo vamos a rechazar. El Ministerio no quiere dar ni un solo ingreso más y no lo vamos a aceptar", aseguró.
"La primera propuesta por parte del Ministerio no da ningún tipo de garantías a los 500 científicos que estamos siendo expulsados del sistema", afirmó Victoria García, referente de la Corriente Nacional de docentes e investigadores 12 de Mayo. Según precisó, la propuesta de parte del ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, llegó en el tercer día de toma de esa cartera.
Los investigadores confirmaron que desde el Gobierno aseguraron que cuentan con el dinero para incorporar a todos los expulsados, pero se decide no incorporarlos al Conicet. Se propuso insertar a los 500 científicos que quedaron fuera de la carrera del organismo científico técnico "en otros puestos del Estado y las universidades", señalaron.
Los investigadores rechazaron esta propuesta por considerar que no cuentan "con garantías pues no existe ningún acta formal" y decidieron contar con la toma del Ministerio de Ciencia y Tecnología. "El Gobierno Nacional reconoce que busca desfinanciar el principal órgano de investigación que es el Conicet, esto es muy grave", señaló García.
Por su parte, Adrián Lutvak, Presidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) consideró que "a pesar que Marcos Peña haya dicho que se aumentó el presupuesto, nosotros desde el 27 de noviembre venimos alertando del ajuste en el sector de Ciencia y Técnica expresado en el presupuesto 2017". "Le pedimos a las autoridades del Gobierno nacional y el Ministerio que nos escuchen. Hasta que no tengamos una solución seguiremos luchando contra este recorte", remarcó.
Ayer se concretó el cuarto día de toma y los investigadores continúan en la explanada del Ministerio, en el Polo Científico, en Godoy Cruz al 2300, esperando una nueva reunión con los directivos del Conicet.

"RECHAZAR DE PLANO"
Los funcionarios habían propuesto dividir al grupo de ingresantes a la carrera en tres: de los 489 científicos que quedaron afuera un grupo de 350 sería reubicado en otros organismos descentralizados y universidades, otros 170 seguirían un año más con beca posdoctoral y el resto quedaría afuera dado que se postulaban por primera vez al organismo.
"En asamblea se consensuó rechazar de plano esa opción porque nos parece incoherente. Les preguntamos de dónde iba a salir ese dinero porque las universidades están sin presupuesto y dijeron que lo iban a poner desde Jefatura de Gabinete. No se entiende por qué no la ponen acá. Nos dijeron que ésa era decisión política. Además no conocemos las condiciones ni para hacer qué", le dijo a Página/12 Hernán Palermo, antropólogo del Conicet e integrante de Científicos y Universitarios Autoconvocados.
La propuesta consensuada entre todas las organizaciones que representan a los investigadores -Jóvenes Científicos Precarizados, Ate-Conicet, Conadu y Conadu Histórica, La 12 de Mayo y Ciencia y Técnica Argentina, además de los Autoconvocados- fue otra: extender las becas hasta diciembre de 2017, como "parche" frente al ajuste, y convocar a una mesa de negociación para febrero del año que viene y trabajar en una solución definitiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico