Ciro viajó a Buenos Aires gracias a la ayuda de la gente

El pequeño Ciro continúa su lucha para conseguir un diagnóstico y un tratamiento preciso que le permita tener una mejor calidad de vida, dado que ahora depende de constante asistencia por el retraso madurativo sufrido por las convulsiones y espasmos que padece. Gracias a la solidaridad de la gente el niño viajó a Capital, pero aún espera respuesta su obra social.

Ciro Crespo, de 10 meses, vive en Esquel y sufre el síndrome de West, una encefalopatía (alteración cerebral) epiléptica de la infancia, grave y poco frecuente y de difícil pronóstico. Esta patología cuenta con pocas alternativas de tratamientos.

Desde las primeras semanas de enero su caso alcanzó a la audiencia nacional, tras la denuncia de que su obra social se negaba a una derivación para que el pequeño consiga el tratamiento adecuado en Buenos Aires.

Después de intensas semanas de rifas, eventos y ventas que realizó su familia, se fueron sumando voluntades a la campaña "Todos x Ciro" y se consiguió que el bebé y su familia viajen hacia la Capital Federal.

"Ciro ya tiene consultas previstas para esta tarde", comentó Ayelén su madre a El Patagónico. Y agradeció la colaboración de allegados y anónimos que permitieron que se concrete el viaje "vinimos sólo con la ayuda de la gente por el momento".

Aunque no se pierden las esperanzas de que a corto plazo OSECAC, su obra social, se haga cargo del caso, ahora - indicó Ayelen- "dicen desde la obra social que se haría cargo, pero los tiempos de ellos son incompatibles con la necesidad de mi hijo que es urgente, necesita ser atendido ya".

Al margen del tratamiento que deba seguir Ciro, su familia a través del Facebook "Todos x Ciro" agradeció a los que se hicieron eco del caso y aportaron un grano de arena para que el camino hacia una vida digna para el pequeño se haga cada vez más concreto.

"Hace una semana ni siquiera imaginábamos este momento. Por eso agradecemos infinitamente el haberse hecho eco de nuestro reclamo, como lo dijimos en todos los reportajes, Ciro no puede esperar los tiempos de la burocracia, y así mismo el juez federal entendió y dictaminó una sentencia por la cual se debe priorizar cada minuto en la vida de Ciro para mejorar la calidad de la misma y llegar a un diagnóstico preciso lo antes posible".

El viaje de Ciro es el primer paso de una larga lucha que deberá dar esta familia, por eso a las personas interesadas en colaborar se les informa que pueden hacer donaciones en la cuenta del padre de Ciro: CBU 0170252340000000066255, titular de la cuenta Esteban Crespo, CUIL 24262161834, DNI 26216183 del Banco Francés.

EL ESTADO DE CIRO

El desarrollo del síndrome en el pequeño provocó un retraso madurativo, "Ciro con 10 meses aún no sabe sentarse, no puede tomar objetos, recién ahora está aprendiendo a tener contacto visual, le trae muchos problemas, más convulsiones con espasmos, durante todo el día", contó Ayelén semanas atrás.

El niño recibe 4 medicaciones todos los días y "ninguna de esas resultó favorable para él, está en un estado eléctrico todo el tiempo, no lo podemos calmar. Además tienen efectos secundarios, una de las medicaciones a futuro le puede hacer perder la vista, y hay otro tratamiento que puede llegar a traerle problemas cardíacos", lamentó. Con su viaje, Ciro y su familia renuevan esperanzas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico