Cisneros plantea que la funcionalidad del Hospital Regional mejoraría con el SAMIC

El director del Hospital Regional, Luis Cisneros confirmó ayer que presentó la renuncia ante el Ministerio de Salud y que está fundada en la imposibilidad de avanzar en mejoras concretas para el centro asistencial. Manifestó que su decisión será indeclinable y que dará un paso al costado si las cosas no cambian. Planteó que la mirada de su gestión era retornar al esquema de Servicio de Atención Médica Integral para la Comunidad (SAMIC), que el nosocomio tenía en sus orígenes, cuando funcionaba de modo descentralizado y con un Consejo de Administración.

Luis Cisneros, director del Hospital Regional, confirmó ayer que presentó su renuncia, aunque descartó que esta obedezca a "stress", como dejó entrever la directora del Area Programática Sur del Ministerio de Salud, Mariana Fernández.
"Hablé hace 15 días con el ministro (de salud, Ignacio Hernández) y lo que dejé en claro con él es que en la situación actual es muy difícil llevar adelante, a buen puerto y a lo que nosotros como gestión pensamos que tiene que ser el Hospital Regional", sostuvo.
Mientras la renuncia al cargo se haría efectiva al término de su licencia anual, que iniciaría esta semana, Cisneros sostuvo que su intención es dar un paso al costado "si las cosas no cambian".
"Si es por múltiples causas, algunas resorte del Ministerio y hay otras que ni siquiera puede solucionar el ministro" dijo el pediatra. Subrayó que su gestión siempre gestionó, "pero hay cosas indelegables para el Estado y el director ya no puede hacer nada, y si no podés hacer nada hay que dar un paso al costado".

EL SAMIC: "LA SALVACION"
El planteo de Cisneros es muy concreto. "Creemos que es la salvación del Regional es el SAMIC. Estamos pensando en un hospital tal como se fundó: de la comunidad, que son los que en realidad funcionan como corresponde en el país", señaló.
Dio como ejemplo los casos del Hospital Garrahan y El Cruce, en Buenos Aires. "Nosotros queremos un modelo de gestión así: descentralizado, que no haya una cabeza únicamente, un director; tiene ir mucho más allá con un consejo de administración del hospital y que Comodoro tiene que decir cómo se administra".
El Servicio de Atención Médica Integral para la Comunidad (SAMIC), implica un trabajo basado en la coordinación con los centros de atención primaria de la salud. Comodoro Rivadavia tiene la particularidad en la provincia de ser la única ciudad con centros municipales, además de los provinciales. En ese contexto, el Hospital Regional se convertiría en un centro de alta complejidad atendiendo las derivaciones, mientras que los centros primarios o "periféricos" atenderían las consultas de rutina como puede ser una gripe.
En ese esquema el Hospital Regional tomaría las derivaciones de los centros de atención primaria o de los hospitales zonales, que atenderían las primeras visitas o consultas con sus diagnósticos presuntivos o primeros tratamientos y derivaría al nosocomio solo los casos complejos de la región, preparado para atender esa complejidad en forma ordenada y sin colapso de falta de aparatología o recursos humanos destinados a una simple consulta.
Según los especialistas en gestión sanitaria, este mecanismo descomprime la demanda que fue lo que desbordó al histórico Hospiotal Regional, aunque para ponerlo en marcha es fundamental el excelente funcionamiento de los centros de salud y los demás hospitales zonales para que no se congestione la demanda.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico