Clase X: esta es la pick up definitiva de Mercedes

Basada en la Nissan NP300 Frontier pero con estilo propio en el frontal y el interior, tiene motores turbodiésel con cuatro y seis cilindros con 258 CV.

Mercedes-Benz presentó en Sudáfrica la que denomina “la primera pick up de un fabricante de gama alta”. Se trata de la Clase X de producción, anticipada con dos prototipos que incluso estuvieron en el Salón de Buenos Aires.
La pick up toma la base de la Nissan NP300 Frontier, con chasis con largueros y suspensión trasera con eje rígido, brazos independientes y resortes. Además, mantiene la distancia entre ejes de 3.150 mm.
Continuando con las cifras, la chata cuenta con 5.340 milímetros de longitud, 1.920 de ancho (tiene trochas más generosas que la Nissan) y 1.819 de altura, mientras que la capacidad de carga máxima es de de 1,1 tonelada y la capacidad de remolque se ubica en los 3.500 kilogramos.
Por su parte, el diseño frontal es típicamente Mercedes-Benz, incluyendo una generosa parrilla con la Estrella en el centro, al mismo tiempo que los laterales pueden contar con llantas de 17, 18 o 19 pulgadas, y el sector trasero posee líneas heredadas de los prototipos.
La Clase X además cuenta con tres líneas de equipamiento: Pure, Progressive y Power, que también se diferencian por la personalización tanto exterior como interior, donde posee un diseño propio (alejado del producto japonés) y pantalla central de hasta 8,4 pulgadas.
Las versiones anunciadas son la turbodiésel X 220 d, con el conocido 2.3 de Renault-Nissan que entrega 163 CV y 403 Nm de torque, la X 250 d con el mismo 2.3 pero biturbo con 190 CV y 450 Nm.
Como la Nissan, las cajas son manual con seis marchas y automática con siete, mientras que la tracción es trasera o 4×4 con reductora. Asimismo, en algunos mercados estará disponible la X 200, una naftera con 165 CV.
El año que viene se sumará en Europa la variante X 350 d, con un V6 turbodiésel con 258 caballos y 550 Nm (será el más potente del segmento). Se combinará con la caja automática 7G-Tronic Plus (con levas en el volante) y la tracción integral permanente 4Matic.
A eso se le suma la presencia –de serie- de dirección hidráulica, discos de frenos delanteros y traseros y un despeje de 202 milímetros, mientras que el equipamiento incluye luces principales de LED, frenado automático, detector de cambio de carril, asistente para señales de tránsito, cámara de 360 grados y control de presión de neumáticos.
Para Europa, la nueva Mercedes-Benz Clase X será producida en España y comercializada desde noviembre de 2017. El modelo argentino será fabricado en la planta de Renault en Santa Isabel (Córdoba) y ofrecido localmente desde principios de 2019.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico