Clausuran una parrilla y una panadería

En un operativo de rutina encabezado por la Dirección de Bromatología, de Abasto y Veterinaria, con intervención del SENASA, se procedió a la clausura preventiva de "La Parrilla", en Kilómetro 3. Asimismo, en horas de la mañana se clausuró una panadería ubicada en la esquina de Huergo y Alem.

En cuanto al local de zona norte, desde el municipio se dijo que "se detectó mucha suciedad en estas instalaciones. El intendente Carlos Linares nos planteó ser rigurosos con la falta de higiene, ya que la cuestión sanitaria va más allá de alguna situación administrativa".
En este sentido, el subsecretario de Fiscalización, Daniel Campillay, enumeró las falencias que se detectaron explicando que "al momento de la inspección se estaban lavando los pollos con lavandina, se encontraron costillares de vaca -aproximadamente 150 kilos- congelados y que no tenían sellado municipal, por lo que no sabemos su procedencia. Había suciedad en la parrilla, excremento en cámaras de inspecciones y grasa en las ventanas". Además de detectar en las heladeras, alimentos cocidos junto a otros crudos, sin rotulación.
Por otra parte, el subsecretario indicó que "aparentemente hubo una ampliación del local comercial y no se dio la intervención a Habilitaciones, pero es una razón mínima comparada con lo que representa la falta de higiene".
Por otra parte, Campillay se refirió a los motivos de la clausura de la panadería "La Reyna", ubicada en el macro centro de la ciudad. "Allí se constató falta de higiene y orden en el lugar. Además faltaban las inspecciones de Bromatología y Veterinaria, y si bien se había comenzado con el trámite de habilitación comercial, faltaban las inspecciones autorizantes para culminar el trámite", señaló.
Agregó que "más allá de la falta de higiene en la sala de elaboración, también pudimos observar que en el lugar había elementos de limpieza situados junto a productos alimenticios.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico