Clausuraron un matadero por tener bacterias en el agua

Se trata del matadero "La Marcela" en la zona de El Trébol. Esta mañana personal de Fiscalización procedió a su clausura por detectar la bacteria Escherichia Coli en el agua.

Luego de realizar diferentes tipos de pruebas en el agua del lugar, esta mañana se procedió a la clausura del Matadero La Marcela, ubicado en la zona de El Trébol por incumplir con requisitos de salubridad.

Así lo afirmo Daniel Campillay, subsecretario de Fiscalización, a El Patagónico: "hoy a la mañana se clausuró, luego de semanas de pruebas en el agua, donde se encontró la bacteria Escherichia Coli, que como sabemos es muy grave".

El Matadero La Marcela, ubicado por El Trébol, está instalado en una zona agropecuaria. Según Campillay, desde el Municipio vienen vigilando las reglas de salubridad del lugar hace semanas y realizando los análisis correspondientes.

Luego de tomar muestras del agua que beben los animales, se produjo hoy la suspensión de servicio del lugar. Los resultados del examen bacteriológico del día jueves, arrojaron que en el agua se encuentra la bacteria Escherichia Coli, que luego se instala en el intestino de los animales.

Campillay afirmó que "para volver a funcionar el matadero, deberá cumplir con el saneamiento total del lugar, independientemente de la actuación del Tribunal de Faltas".

Los animales faenados al momento de la suspensión de servicios, quedaron intervenidos en cámara. La bacteria E.Coli se detecta por los análisis en el agua del lugar,que es parte del requerimiento para la habilitación del lugar.

La E. coli es una bacteria común que vive en los intestinos de los animales y las personas. Las personas pueden enfermarse muy gravemente si esta bacteria está presente en los alimentos o en el agua.

¿COMO SE PROPAGA?

Los brotes a menudo ocurren cuando la bacteria E coli llega a los alimentos. Esta bacteria puede mezclarse accidentalmente con la carne molida antes de ser empaquetada. La bacteria puede propagarse en la carne que no ha sido cocida lo suficiente, aunque la carne se vea y huela normal. La E. coli puede también vivir en las ubres de las vacas y puede llegar a la leche que no está pasteurizada.

Los vegetales crudos, los germinados y las frutas que se cultivaron o se lavaron con agua sucia pueden ser portadores de E. coli. Esta bacteria puede encontrarse en el agua potable, los lagos o las piscinas con aguas residuales. También puede propagarse a través de las personas que no se lavan las manos después de ir el baño.

La E. coli también puede transmitirse entre niños pequeños que usan pañales, cuando los adultos que los cambian no se lavan bien las manos. Los niños pueden pasar la bacteria a otras personas a través de sus heces, después de dos semanas de haberse aliviado de la enfermedad causada por E. coli. Los niños mayores y los adultos rara vez son portadores de la bacteria sin que presenten síntomas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico