Clausuraron un reconocido restaurante céntrico por falta de higiene

Tras un nuevo operativo de control de la Subsecretaría de Fiscalización, se procedió a la clausura del restaurante Junior B, ubicado en Rivadavia al 500, por mercadería vencida, con rotulación dudosa y falta de higiene.

Luego de los operativos rutinarios en distintos rubros comerciales, este miércoles al mediodía, personal de la cartera de Fiscalización a cargo de Daniel Campillay, llevó adelante una inspección en el restaurante Junior B, donde se constataron diversas irregularidades que derivaron en la clausura del local.

El funcionario municipal manifestó que las principales faltas fueron "el higiene del lugar y de la campana donde se elaboran los alimentos que se ofrecen al público; los problemas estructurales del edificio como humedad en las paredes, la caída de azulejos y lo más grave, los productos alimenticos vencidos y con rotulación dudosa".

"Encontramos helados con pérdida de la cadena de frío, elementos ajenos a la producción en la Cámara Frigorífica, un tacho de residuos gigantes ubicado en la misma sala de elaboración de alimentos y la falta de la tapa de la Cámara de Inspección", indicó.

A su vez, consideró que "esto es grave por la cantidad de mercadería acumulada que registramos donde una parte estaba vencida. Por eso, tenemos que insistir en el higiene y en los controles porque son lugares de mucha concurrencia tanto de grandes como niños".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico