Clemente Onelli, uno de los pueblos más fríos que no tiene gas

El pueblo tiene 120 habitantes y está ubicado en la estepa de Río Negro. Registró el record de 30 grados bajo cero, pero llega un nuevo invierno y aún esperan la obra que les permita tener el gas en sus casas ¡Conocé la historia!

La crudeza de los inviernos es lo que hace que Clemente Onelli no sea un pueblo más, un lugar de 120 habitantes ubicado en la estepa rionegrina- a unos 50 kilómetros al oeste de Jacobacci por la ruta Nacional 23- y llegó a tener el récord de la temperatura más baja, con un registro de 30 grados bajo cero.

Si bien es un lugar solitario, vivió su momento de "alta exposición" en los medios nacionales cuando en los años 90 Telefónica de Argentina instaló el primer teléfono semipúblico.

Los habitantes del pueblo que lleva el nombre de un gran naturalista de origen italiano y apasionado por la Patagonia, ayudante del Perito Moreno, padecen las bajas temperaturas cada año y ante la llegada de un nuevo invierno, siguen reclamando por la falta de gas.

Las privatizaciones que llevaron a Clemente Onelli ser reconocido a nivel nacional no acompañaron su crecimiento, ya que se comenzó a vivir un despoblamiento y se paralizó, sumado a la intensa sequía que azotó hasta el 2014 y la erupción del volcán Puyehue. Los campesinos se quedaron casi sin animales. Perosus pobladores no pierden esperanzas y se ilusionan con lo que puede incidir el asfalto de la ruta Nacional 23, obra que se ejecuta en la zona.

"El pueblo no es el de antes. Ha cambiado hasta el clima. Nosotros estábamos acostumbrados al frío intenso y la nieve, pero hace varios invierno que solo llueve, prácticamente no nieva y las temperaturas no pasan los 10 o 12 grados bajo. Hace unos años llegaban a 25 o 30 bajo cero y teníamos nieve desde abril hasta septiembre", señaló- al Diario Río Negro- Juan Said Chaina, conocido en el pueblo y la zona como Sixto.

A pesar de que el gasoducto desde Bariloche a Jacobacci se inauguró en 1992, recién el 14 de mayo de 2006 y luego de numerosos reclamos, los pobladores de Onelli accedieron al gas natural. Sin embargo este servicio no les llegó a todos y hay 15 familias que lo reclaman. "El invierno es duro. Ahora, por ejemplo, hemos tenido mucha lluvia y la humedad se siente mucho. Los que no tenemos gas necesitamos buena leña para no pasar frío", dijo Américo Díaz, empleado del Tren Patagónico.

Como ocurre en la mayoría de los poblados chicos, la Escuela Hogar 104 es el corazón del lugar "Los docentes somos los segundos papás de los chicos. Demandan cariño, atención, comprensión y escucha. Los ayudamos a que puedan ver un futuro distinto. Queremos que puedan mirar otras realidades y accedan a un futuro mejor", indicó la maestra Luisa Burgos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico