Club de barrio y "modelo"

El dirigente Luis Ziadeh asegura que en Unión San Martín Azcuénaga se contagian las buenas intenciones. "Somos un club de barrio. Estoy rodeado de muy buenas personas, tanto en la comisión directiva, como en el plantel y los jugadores. Son gente muy educada", reconoce.
En ese sentido, enfatiza: "Hace un mes, se iba un chiquito del entrenamiento y vuelve con un celular, preguntando de quién era. Como no era de nadie, lo guardamos en el vestuario. En otro lado se lo llevan. Otro día vuelve uno porque se había llevado la campera equivocada, una campera de USMA. Este es un club modelo".
Asimismo, destaca el apego al trabajo de dirigentes y colaboradores. "La cabreada del gimnasio de complementos, de aparatos, la hizo un amigo, y es el que hizo el techo del gimnasio grande. Después vine con don Pedro y un muchacho que trabajaba conmigo en la gomería, y lo techamos nosotros. Lo levantamos nosotros", resalta.
En ese sentido, agrega: "Es cuestión de buscarte a alguien que más o menos dirija la cosa y que otros le pongan ganas. Y se hizo todo de onda, porque vine con don Pedro, don Antonio Maza (vicepresidente), toda gente del club. Al único que le pagamos fue al muchacho que nos hizo las soldaduras".
"Ahora tenemos un muchacho que trabaja para el club y arregla todo lo que sea necesario. Y Angel Avilés nos hace todas las instalaciones eléctricas. ¿Vos sabés la plata que es eso? Nos da una mano muy grande", admite.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico