Cocinaba un asado y el fuego consumió la casa de su vecino

El frustrado asador estaba en presunto estado de ebriedad y las llamas que inició terminaron quemando el casco de un viejo colectivo que utilizaba para dormir y también la vivienda lindera. Hijos y amigos del damnificado se enfrentaron a golpes de puño y pedradas.

El incidente terminó en una batalla campal. La policía tuvo que escoltar a los bomberos y la ambulancia que se llevó herido a quien comenzó el fuego. No hubo detenidos.
De acuerdo a los datos brindados por la policía a El Patagónico, eran las 22:30 del sábado cuando un hombre identificado con el apellido Béjar tenía intenciones de cocinar un asado en el lote que ocupa en el Barrio de las Américas que se encuentra detrás de las 1.008 Viviendas.
Béjar inició fuego en el galpón que tiene construido en el terreno, pero las grandes llamas alcanzaron la casa lindera donde reside la familia Uribe. El incontrolable fuego consumió la vivienda de madera y chapa, y además quemó la carcasa de un colectivo en el cual dormía el propio organizador del asado.
Ante la dimensión del siniestro concurrieron varias dotaciones de los bomberos que tuvieron que ingresar al mencionado barrio con la presencia de la policía de la Seccional Quinta y el refuerzo de otras dependencias.
Como consecuencia del incidente, según la policía, Béjar fue atacado a golpes por los hijos y amigos de Uribe. A la vez, amigos y conocidos del frustrado asador salieron en su defensa y se enfrentaron con el otro bando. La pelea se convirtió en una gresca callejera de grandes dimensiones donde volaron todo tipo de proyectiles de un lado y otro.
Béjar se llevó la peor parte y recibió una dura golpiza por lo que fue necesario solicitar una ambulancia para que lo trasladaran al Hospital Regional. Según informó la policía, el hombre quedó internado en observación. Luego de la presencia policial se calmaron los ánimos y no se registraron detenciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico