Códigos QR en las uñas para los problemas de memoria

Japón es el país con la mayor proporción de ancianos del mundo. Más del 26% de su población tiene 65 años o más. Y la perspectiva es que el envejecimiento siga avanzando.

Las autoridades calculan que para el año 2030 prácticamente un tercio de la población japonesa será anciana. Pero Japón es también una de las naciones donde mejor calidad de vida tiene la tercera edad —después de Suecia y Noruega—, según un informe que publicó en 2013 HelpAge International, una red internacional de organizaciones que promueven el derecho de los ancianos a llevar una vida digna, sana y segura.
Y la forma en la que el país hace uso de la tecnología tiene mucho que ver con ello.
La demencia es una de las enfermedades que más afecta a las personas de la tercera edad, tanto en Japón como en el resto del mundo. Pero en la nación insular acaban de dar con una solución para que, en la medida de lo posible, las personas aquejadas de problemas de memoria encuentren el camino de vuelta a casa si se pierden: Código QR.
Las calcomanías pueden se adhieren a las uñas y proporcionan información básica sobre la persona que sufre demencia.
En Iruma, una ciudad al norte de Tokio, muchas personas con demencia senil están siendo monitoreadas a través de códigos QR instalados en las uñas de los dedos de sus manos y pies.
Los códigos QR se conocen también como "códigos de respuesta rápida" y almacenan información personal en una matriz de puntos o en un código de barras bidimensional.
Estos en concreto se están colocando a modo de adhesivos de 1 centímetro y recopilan información personal del anciano en particular, desde la dirección de su casa, hasta un teléfono de contacto y un número para identificar a la persona. El servicio es gratuito y fue lanzado este mes de diciembre por primera vez en el país.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico