Coen anticipó que no habrá más moratorias municipales

En plenario de concejales, el subsecretario municipal de Recaudación, Israel Coen, explicó ayer los alcances de la moratoria denominada "Plan de Presentación Espontánea de Regularización de Deuda" que impulsa la comuna. El funcionario anticipó que se trata de "una oportunidad única, que no se va a repetir" porque se apunta a premiar al contribuyente al día y no al deudor.

La idea original era que el Concejo Deliberante tratara el tema en la sesión que se concretó el lunes, aunque no alcanzaban los votos para darle respaldo en función de una serie de dudas que surgieron del hecho de que por primera vez el diseño de una moratoria estuvo a cargo de la consultora.

Con ese telón de fondo, el subsecretario de Recaudación, Israel Coen, participó ayer de un plenario de concejales junto a Pablo Francavilla, subsecretario de Ingresos Brutos y Fiscalización, destinado a detallar el proyecto, denominado "Plan de Presentación Espontánea de Regularización de Deuda" que abarcará a todos los impuestos y tributos municipales en lo que se anticipa como la última moratoria de la gestión.

El plan original preveía que este programa se extienda desde setiembre a diciembre, aunque sujetos a los plazos legislativos para el tratamiento la expectativa se fija ahora para la segunda mitad del mes.
Según anticipó Coen, el hecho de que el diseño del programa fuera desarrollado por la consultora -elevado luego a su Secretaría para modificaciones y aportes- introduce algunas variantes sobre las moratorias habituales.

"Tiene aspectos novedosos, que es lo que a lo que apuntamos: analizar cuál es la capacidad contributiva de cada contribuyente y tratar de hacer un plan a medida de acuerdo a eso", planteó para indicar que para adherir al plan será requisito fundamental actualizar la información que tiene el municipio sobre el contribuyente, "para poder tener una comunicación eficaz y en la medida de lo posible automática, a través de medios electrónicos y demás".

"Nos hemos encontrado que en un gran porcentaje de casos las bases están desactualizadas y por ahí no podemos llegar al vecino, con lo que eso implica. Quizás hasta por un olvido o descuido se genera una deuda y ni siquiera lo podemos notificar. Estamos hablando de contribuyentes cumplidores que en realidad por algún problema puntual, incluso un viaje, le quedan cuotas colgadas", graficó.

500 MILLONES DE DEUDA

Coen se mostró prudente en el momento de cuantificar el volumen de deuda de impuestos municipales, aunque coincidió con la cifra que el día antes había planteado Carlos Linares, del orden de los 500 millones de pesos –cifra equivalente a un quinto del presupuesto municipal 2016-, y más prudente aún al plantear el número que espera recaudarse con esta moratoria.
"El año pasado, por ejemplo, se hizo una moratoria importante de Ingresos Brutos, con una importante quita del 90% de intereses y realmente no tuvo los resultados esperados, ya que prácticamente los contribuyentes no adhirieron a la misma", fundamentó, aunque dijo que la diferencia central en este caso es que "es una oportunidad única que no se va a repetir: la moratoria permanente de la parte de rentas, con la quita del 90% de intereses deja de tener vigencia con este plan, y no se va a instrumentar algo similar porque consideramos que tenemos que tratar de premiar a la gente que cumple con sus tributos día a día", subrayó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico