"Colinas Arriba" es un espacio para disfrutar la vida arriba de una bicicleta

Analía Chodil y Carlos Reyes fueron los artífices de la propuesta que busca revalorizar el entorno natural que rodea la ciudad. Con salidas en forma quincenal, la gente no solo se sumó al cicloturismo, sino que algunos de ellos se iniciaron en las competencias locales.

Analía Chodil y Carlos Reyes se complementan, incluso cuando el primer encuentro entre ellos fue poco feliz. Porque en una carrera de los Bomberos Voluntarios de km 8, el ciclista que tiene un apellido ligado a la bicicleta le 'vendió' la pasta de campeón a la profesora de yoga, spinning y personal trainer para luego a mitad de recorrido quedar acalambrado en la prueba de ciclismo y trote por parejas.
"Si bien me llamó la atención como Carlos llegaba exhausto a cada puesto de hidratación, me di cuenta que combinábamos muy bien los dos. Porque él es un experto en la parte técnica y los elementos de la bicicleta (trabaja en una bicicletería) y yo lo era desde la parte del entrenamiento físico", sostuvo Analía a El Patagónico.
Paso un año de aquel encuentro casual, la profesora se dedicó a viajar una vez más con la mochila por la Patagonia chilena y cuando retornó hechó raíces con su actual pareja.
"Con la convivencia llegaron los hijos (Lautaro de 6 y Julián de 1 año) y nos propusimos que esto que disfrutábamos –subirse a una bicicleta y recorrer los alrededores de la ciudad- podía ser una propuesta para que otros se sumen. Y de esta manera practicar una actividad al aire libre. Tomando conciencia de la necesidad de cuidar el medio ambiente. Y generar un espacio para socializar. Que era algo que a mí me costaba mucho en lo personal cada vez que volvía de uno de mis viajes", comentó Chodil.
El Pico Salamanca, Rada Tilly y sus alrededores o la zona oeste de la capital petrolera fueron los primeros destinos de las salidas que eran difundidas a través de afiches pegados en los postes de la zona que servía como punto de encuentro de acuerdo al recorrido.
"En principio nosotros ofrecíamos un servicio y cobrábamos por ello. Porque le ofrecíamos nuestra experiencia. Pero a partir de 2015 dejamos de hacerlo porque en mi caso me pudo afincar con mi trabajo personalizado en mi hogar. Además de ver que en el 'boca a boca' cada vez se acercaba más gente de distinta edad y con distintos intereses", afirmó Analía.
En la actualidad, "Colinas Arriba" anuncia sus salidas a través de su página en facebook y en cada convocatoria cuenta con un grupo fijo de 12 personas que buscan compartir una actividad en forma no competitiva.
"De pasar a proponerles el apreciar la naturaleza y ver que pueden subirse a una bicicleta, surgieron inquietudes de personas que querían competir representando al grupo como sucedió ayer con la carrera 'La Vuelta a Comodoro'. Además de señoras de más de 50 años que unen trayectos desde Diadema hasta Rada Tilly, o conocieron por primera vez el Pico Salamanca (576 msnm), o entrenar para la segunda edición de la vuelta al Parque Nacional Los Alerces (la 1° fue en noviembre de 2014 con 12 personas). Todo va en la actitud y la perseverancia de cada persona que se suma al grupo", concluyó Analía, quien junto a su familia se prepara para vacacionar en familia a parir del 4 de enero uniendo las localidades de Río Gallegos con El Chaltén arriba de una bicicleta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico