Colombia: jefe de campaña reveló polémica estrategia del "No" para el plebiscito

Vélez dijo en declaraciones al diario La República que la campaña se fundó en fomentar la "indignación" de los ciudadanos y en el uso de las redes sociales para no explicar el contenido real de los acuerdos.

El encargado de la campaña por el "No" en el plebiscito por la paz, el ex senador derechista Juan Carlos Vélez, reveló que la estrategia para ganar la elección fue la de motivar la "indignación" entre los colombianos con mensaje en redes sociales y radios regionales.
"La indignación. Estábamos buscando que la gente saliera a votar verraca (molesta)", precisó Vélez al diario económico La República.
El dirigente, cercano al ex presidente Alvaro Uribe, confesó que 30 empresas del país, entre ellas la Organización Ardila Llle, propietaria de las más grandes compañías de bebidas y del conglomerado de medios de prensa RCN, fue uno de los que aportó dinero para promover el "No".
Sostuvo que incluso "los miembros" de la junta de la Asociación Nacional de Industriales (Andi) "decían que iban a votar por el Sí pero realmente muchos iban por el No".
En su momento la Andi manifestó apoyo público al plebiscito por la paz y tras la derrota del domingo en las urnas sus directivas corrieron a Presidencia a respaldar al gobierno y ofrecer su apoyo. Vélez también reveló que estrategas de campaña de Panamá y Brasil les sugirieron que no le explicaran a la gente el contenido de los acuerdos pactados entre el gobierno y las FARC, y se centraran en un mensaje de "indignación" que viralizaron en redes sociales y en emisoras de radio regionales.
La estrategia era tan dirigida y puntual, dijo el dirigente político, que en las zonas del Caribe "individualizamos el mensaje de que nos íbamos a convertir en Venezuela".
"Aquí el No ganó sin pagar un peso", sostuvo Vélez.
El arranque de sinceridad del gerente de la campaña por el "No", provocó que el ex presidente Uribe le pidiera prudencia.
"Hacen daño los compañeros que no cuidan las comunicaciones", escribió en su Twitter Uribe.
Mientras que el partido Centro Democrático (derecha de oposición) desestimó las afirmaciones de Vélez y negó su versión.
"Nuestra campaña no apeló a la mentira ni a la tergiversación de mensajes, acudió a los argumentos para que las personas votaran a conciencia sobre el gran daño que se hubiese hecho al país si estos acuerdos se hubieran aprobado", dijo el grupo político en un comunicado.
La derrota del "Sí" en las urnas dejó al país en una crisis política que intenta conjurarse con reuniones entre el gobierno y la oposición que exige introducir cambios al acuerdo de paz.

VOLVER A LOS
CAMPAMENTOS
Líderes y guerrilleros de las FARC comenzaron a regresar apresuradamente a sus campamentos de la selva en busca de seguridad tras el rechazo a los acuerdos de paz en el plebiscito celebrado el domingo en Colombia.
Los desplazamientos de milicianos de las FARC y el debate político se producen en momentos en que los principales partidos políticos del país buscan un acuerdo nacional para hacer ajustes al acuerdo rechazado por la mayoría de los votantes y evitar el desperdicio de más de cuatro años de negociaciones.
Delegados de las fuerzas políticas orientadas por el presidente Juan Manuel Santos y por el ex mandatario Alvaro Uribe se reunieron hoy para discutir detalles de las propuestas analizadas ayer durante cuatro horas por sus jefes, en el comienzo de lo que pude ser una larga serie de negociaciones.
La actividad política en Bogotá se desarrolla cuando la cúpula de las FARC permanece en La Habana, desde donde partió una orden para despejar la zona del Diamante, en el sureño departamento de Caquetá, donde se concentró el mayor poder de la organización durante la última conferencia del grupo guerrillero.
Los diarios locales enviaron a la zona a sus cronistas, quienes fueron testigos de la movilización de miembros de las FARC hacia sus antiguos campamentos en zonas selváticas.
La orden fue impartida en el contexto de una estrategia de seguridad diseñada para el caso de que Santos y Uribe no lleguen a un acuerdo para proponer modificaciones al acuerdo y las negociaciones terminen en un nuevo fracaso después del plebiscito.
"En El Diamante- lugar donde se concentró la prensa hace tres semanas en medio de algunas excentricidades en medio de la selva- ya no queda nada. Incluso hasta la antena satelital, que brinda un internet 'miope' la estaban desinstalando por seguridad", informó ayer Caracol Radio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico