Comenzó a regir el sistema de compras por internet de "puerta a puerta"

Si un consumidor compra al exterior por internet una prenda de U$S50 seguramente terminará pagando U$S75, que es la suma del precio más U$S25 de arancel, El máximo que se puede cobrar por arancel es el 50% del valor.

El nuevo sistema de envíos postales conocidos como "puerta a puerta" comenzó a regir ayer, y permitirá que los consumidores puedan efectuar compras al exterior por Internet y el producto les sea entregado en su domicilio, si así lo prefieren.
Si un consumidor compra al exterior por internet una prenda de U$S50 seguramente terminará pagando U$S75, que es la suma del precio más U$S25 de arancel, "porque el máximo que se puede cobrar por arancel es el 50% del valor" del producto, explicó Miguel Ponce, ex gerente de la Cámara de Importadores.
Ese 50% de arancel surge de sumar el máximo arancel externo común (33% más el 21% de IVA), detalló Ponce en declaraciones a radio La Red.
"En muchos casos conviene comprar de esta manera y en otros no", dijo el especialista.
Con el aviso de llegada del producto, al usuario le viene un número de "tracking" (seguimiento) que se debe colocar en la página de la AFIP, con el valor de la operación y la descripción de los artículos, y debe elegir la opción de servicio puerta a puerta o retiro en sucursal de correo.
Luego debe generar el Volante Electrónico de Pago (VEP) cuando corresponda para el pago del impuesto, y este procedimiento se aplicará también para quienes ya realizaron su compra y el pedido se encuentre en el correo.
"Una vez pagado el VEP, si la compra es menor a los U$S200 al consumidor le llegará el producto al domicilio si optó por el puerta a puerta", describió Ponce.
"Si uno no está en su domicilio y opta por ir a retirar el producto, hace los pagos, imprime el VEP y con eso va al Correo y retira", explicó.
Detalló Ponce que "por año se puede comprar en valores hasta menos de 50 kilos y hasta U$S1.000. Podés traer tres unidades repetidas, pero cinco veces por año", describió.
Dijo que el caso del courier sirve para cosas menores. "Uno hace el pago, el courier lo cobra y son ellos los que se encargan de pagar la carga impositiva", detalló.
La AFIP informó que las compras podrán llegar por Correo Argentino, hasta un máximo de dos kilos y U$S200 por compra (los paquetes que excedan estos parámetros se deberán retirar en la sede del correo o la Aduana) o por courier que contempla un límite de hasta 50 kilos, 1.000 dólares y cinco envíos anuales por persona (un máximo de tres unidades iguales por envío).
En el caso del Correo Argentino, la cantidad de envíos es ilimitada, pero se debe abonar una franquicia anual de U$S25 en la primera compra.
En tanto, el especialista en consumo masivo, Damián di Pace, de la consultora Focus Market, dijo que este sistema de puerta a puerta "se da en un contexto de caída de la actividad económica en el mercado interno con una contracción de las ventas minoristas del 6,8 % en los primeros siete meses del año".
El consultor citó un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que señala que con este sistema "la industria nacional debería competir contra la importación hormiga de productos importados, con un precio 67% inferior en promedio incluyendo la tasa de impuesto del 50%".
Señaló que "en el caso de los productos chinos, se venden con Free Shipping (sin costo de envío) lo cual es una estrategia para lograr precios de dumping, es decir por debajo del costo de comercialización real, compitiendo deslealmente con el mercado local".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico