Comienza la "Escuela de Verano" para los estudiantes que adeudan hasta seis materias

Mañana en todo Chubut comenzará el espacio de evaluación para aquellos estudiantes que adeudan entre tres y seis espacios curriculares. Para aprobar cada asignatura el alumno deberá cumplir con un 85% de asistencia y obtener una calificación mínima de siete.

Finalmente mañana comenzará en todo Chubut la denominada "Escuela de Verano", un espacio curricular mediante el cual se apunta a la retención escolar y se brinda a los estudiantes, que se llevaron hasta seis espacios curriculares, la posibilidad de aprobar las materias y pasar de año.
Cabe aclarar que si bien hay alumnos que adeudan hasta diez espacios curriculares, en este programa sólo podrán ser incorporados aquellos que cumplan con la disposición, ya que está pensado para quienes se encuentren en riesgo pedagógico por adeudar entre tres y seis materias.
Así la escuela de verano comenzará mañana y para aprobar los estudiantes deberán cumplir con un 85% de asistencia y obtener una calificación mínima de siete.
La supervisora Adriana Di Sarli, al ser consultada por la cantidad de alumnos participantes, confirmó que recién el martes se sabrá el número aproximado de estudiantes que asistirán a este espacio, ya que hasta el miércoles se recibirán inscripciones.
Los directivos consultados igualmente indicaron que en los últimos días se citó a los alumnos por teléfono, pero aclararon que los estudiantes no concurrieron a las escuelas a realizar consultas durante esta última semana que era de inscripción, y coincidieron en que seguramente mañana se agolparán en los establecimientos habilitados a tal fin.

LAS ASIGNATURAS A DICTAR DEPENDERAN DE CADA ESCUELA
La escuela de verano funcionará hasta el 20 de febrero y se desarrollará en todas las regiones de la provincia, como una instancia compensatoria de los aprendizajes, vigente desde febrero de 2010 para quienes hayan desaprobado en la instancia de diciembre.
Con este programa se procura brindarles a los estudiantes las herramientas necesarias para que logren promocionar el año cursado con otra dinámica y práctica de enseñanza. De este modo, se busca garantizar el alcance de los saberes, con un recorrido alternativo.
Según se informó, los espacios curriculares que se ofrecerán dependerán de cada establecimiento ya que se tomará la decisión a partir de un análisis institucional enfocado en cuáles son los años y áreas que mayor dificultad presentan, y en dónde se encuentra el riesgo pedagógico de los estudiantes.
Por el momento, las escuelas, en su gran mayoría, optaron por dictar las asignaturas de Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Inglés, Matemática y Lengua, aunque como se señaló la disposición final dependerá de cada establecimiento en particular a partir de las necesidades puntuales de sus estudiantes.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico