Comisarios, oficiales y suboficiales con expediente

Uno de los argumentos del gobernador Mario Das Neves para remover la cúpula policial fue que "no puede ser que se hayan cajoneado expedientes desde 2013 de policías que estaban en condiciones de ser separados de la fuerza, y nada se haya hecho". En Comodoro Rivadavia -tal como adelantó ayer El Patagónico- la jefatura de Juan Ale había dejado acéfala la División Asuntos Internos en donde en los últimos años se iniciaron más de diez expedientes para investigar a comisarios y suboficiales que aún no tienen resolución.

Ayer El Patagónico informó de manera exclusiva que la División Asuntos Internos de la Policía del Chubut de Comodoro Rivadavia –independiente de la Unidad Regional- había quedado acéfala desde fines de diciembre cuando se le pedía al comisario Juan Luis Ale que dispusiera el pase a disponibilidad del suboficial Javier Urrutia, que había sido detenido el mismo Día de la Policía, 7 de diciembre, tras un hurto de dinero a un joven en Alsina y Rivadavia.
La respuesta desde Rawson fue el descabezamiento de la División que hoy se encuentra sin comisario a cargo que continúe con las causas en trámite. "Sumario interno que ingresa se eleva a Rawson", dijeron las fuentes consultadas ya que no contaban con personal para realizar las investigaciones administrativas.
En septiembre del año pasado, Ale reconoció en Comodoro que hacían falta más policías y en conferencia de prensa se le consultó por los sumarios internos en los que se investigaban a comisarios y oficiales presuntamente involucrados en delitos. Puntualmente, sobre la condición de Alejandro Pulley, investigado por la justicia porque supuestamente recibió a cambio de protección a actividades del comercio sexual en Comodoro Rivadavia. El jefe respondió entonces que estaba en disponibilidad dentro de la fuerza hasta que se resolviera su situación procesal.
"Pulley no ha sido condenado. ¿Por qué tengo que ser extremadamente estricto?", dijo Ale, admitiendo en la ocasión que había otros policías de alto rango investigados. "Hemos recibido sumarios de 2013, 2014, 2015 y los estamos resolviendo nosotros ahora; en algunos casos eran personas que tenían relación con delincuentes", resaltó en aquella oportunidad. Al parecer, los sumarios no avanzaron, según dijo ayer el gobernador Das Neves.
La Ley de Personal Policial sostiene que "el proceso ante los tribunales de Justicia no modifica la situación administrativa del personal". En su artículo 136 indica que "la resolución condenatoria en sede administrativa puede dictarse sin esperar la resolución judicial, cuando hubiere suficientes elementos para el juicio administrativo". Es decir que las faltas gravísimas pueden ser resueltas puertas adentro por la Policía sin esperar una resolución de la justicia penal o civil.
En noviembre del año pasado, Das Neves ya había anunciado la exoneración y cesantía de 26 policías con causas de años anteriores.
Lo cierto es que en los últimos años hubo resonados casos en Comodoro que tuvieron a policías como comprobados o supuestos partícipes de ilícitos y sus causas aún están en trámite:

- Subcomisario Waldemar Ferreira. Investigado por supuesta "protección" a un delincuente de las 1008 Viviendas mientras era jefe de la Seccional Quinta. Fue sobreseído por la Justicia ante la presentación fuera de término de la acusación por parte del fiscal Héctor Iturrioz. En el descubrimiento de las maniobras delictivas el procurador Jorge Miquelarena había felicitado a los funcionarios de fiscalía que lo habían procesado, pero el fiscal general dejó vencer los plazos de acusación.
Ferreira que se encuentra en disponibilidad desde el 2014 es investigado por Asuntos Internos de Rawson y aún no se conoce resolución alguna.

- Subcomisario Cristian Sartor. En disponibilidad desde febrero de 2016. Se le inició un sumario administrativo por la División de Asuntos Internos luego de romper un vidrio frente a una representante del Ministerio Público Fiscal en medio de una investigación en la que un joven denunció que intentó ser colgado en una celda de la Comisaría Mosconi. Estaba detenido por un hurto ocurrido en la sucursal de Hipertehuelche de Kilómetro 3 y le salvaron la vida tres policías que lo encontraron colgado con su campera en una celda. El joven denunció en el Hospital Regional ante la fiscal Camila Banfi que no trató de suicidarse sino que tres policías "uno alto, uno gordito y uno pelado" lo golpearon y después quisieron simular que se había ahorcado.
El comisario Sartor también fue denunciado por una persona por amenazas en el barrio Prospero Palazzo.

- Oficial Pedro Lázaro Benítez. Se le inicia sumario administrativo por Asuntos Internos de Rawson al informarse distintas irregularidades detectadas en el período de investigación que llevó a cabo la Fiscalía entre el 15 de septiembre del 2014 hasta el 2 de junio de 2016. Como oficial de la Seccional Primera, Benítez habría participado en la falsificación de un instrumento público –un acta de retiro de un vehículo secuestrado-. Sus consortes de causas son el ciudadano colombiano Juan Carlos Cuellar Gamboa y el conocido estafador, César "Chatrán" Hernández. La Fiscalía lo imputó de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Para los acusadores, Benítez también le brindaba protección policial a un departamento vip de Francia al 500.

- Comisario Alejandro Pulley. Fue pasado a disponibilidad tras ser detenido en julio del año pasado cuando era jefe de la Unidad Regional de Trelew. Está investigado por la Fiscalía por cohecho pasivo en al menos cuatro hechos e incumplimiento de deberes de funcionario público. La investigación se inició cuando Pulley se encontraba al frente de la Seccional Primera de Comodoro Rivadavia en donde se sospecha que les brindaba protección a un departamento vip de Francia al 500. Según la investigación, la madama del lugar le pagaba 5.000 pesos por mes y al menos en dos oportunidades le giró el dinero por encomienda cuando el comisario fue trasladado a Puerto Madryn.

- Adicionales. En 2016 la División Sumarios Internos de Comodoro Rivadavia inició causas administrativas contra los comisarios Lucas Cocha y José Luis Muñoz, jefes de la Seccional Sexta y Séptima, por una denuncia de incorrecta designación de servicios adicionales. Los comisarios permanecieron en disponibilidad preventiva por 60 días y luego fueron reubicados en otras funciones tanto en la Unidad Regional como en la Oficina Judicial.

- Suboficial Luis Varas. En noviembre del año pasado la División de Sumarios Internos pidió el pase a disponibilidad de este integrante de la Policía Comunitaria por lesiones a Rosa Gómez Esparza, a quien el policía la presionaba para que confesara dónde estaba el dinero que supuestamente le había robado.
La agresión ocurrió el 26 de octubre de 2016 en la vivienda de la denunciante, en donde la arrastró por el suelo y según ella le colocó un cuchillo en el cuello. El policía además la habría manoseado, golpeado y cortado un dedo de la mano.
Según la denunciante, veinte minutos después de haberla privado de la libertad en su propia vivienda, el policía regresó a pedirle disculpas porque ya había encontrado en su casa el dinero que buscaba.

- Suboficial Nelson González. En Asuntos Internos de Comodoro se le inició un sumario administrativo en noviembre del año pasado cuando prestaba servicios adicionales en el Banco Chubut el sábado 22 de octubre de 2016 por presunta "negligencia" tras el robo de ocho chalecos antibala. Los autores del delito habrían sido tres menores de edad.

- Suboficial Leandro Urrutia.
En Asuntos Internos de Comodoro se le inicio un sumario administrativo en diciembre del año pasado luego de que fuese detenido el 7 de diciembre de 2016 por hurto en Alsina y Rivadavia. La víctima -M.B.- relató que tenía intenciones de comprar un pedal de guitarra y que se había puesto en contacto a través de las redes sociales con un joven que ofrecía ese producto. Acordaron encontrarse en La Loma para realizar la transacción. El supuesto vendedor llegó a bordo de un Peugeot 206 azul en el que se movilizaban cuatro personas y le pidieron los 2.800 pesos que habían acordado. M.B. entregó el dinero y el supuesto vendedor escapó. Lo hizo a bordo del mencionado vehículo que finalmente fue interceptado por personal policial de la Seccional Segunda.
Entre los delincuentes estaba Urrutia, efectivo policial que se encontraba de licencia en Comodoro Rivadavia, pero que presta servicios en la comisaría de Epuyén.

- Oficial Raúl Cerda. En la División Asuntos Internos de Comodoro Rivadavia se le inició un sumario administrativo por "abandono de servicio" porque no cumplimentó su traslado desde Trelew. Cerda, que se encontraba con certificado médico, es el mismo oficial que fue detenido la madrugada del martes 17 de enero en Trelew al ser sorprendido en su auto, junto a otros dos hombres, con medio kilo de marihuana fraccionado y que quedó a disposición del Juzgado Federal de Rawson. Se le inició un sumario interno y ya tenía otras causas en trámite.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico