Cómo estar bronceada en invierno

Los días se vuelven más cortos y fríos, reduciendo a nada nuestras posibilidades de entregarnos al disfrute del sol tan típico del verano. Por más que intentemos hacer que el bronceado dure más tiempo, ese color que adquirimos con el sol va desapareciendo. A continuación te damos algunas claves para que tu piel luzca con un tono bronceado aún en invierno.
Si querés darle un toque de color a tu rostro para no lucir tan pálida durante el invierno podes valerte de dos grandes imprescindibles del maquillaje: el rubor y el iluminador. Ambos productos conseguirán sacudir esa blancura invernal y hacer que tu cara se vea con muchas más vida. Hay rubores e iluminadores compactos y en perlas en colores tostados, cobrizos, dorados, que son ideales para lograr el efecto bronceado.
El maquillaje es una alternativa cuando queremos darle vida al rostro, pero si se trata de broncear nuestro cuerpo entero para algún evento específico o para usar un vestido determinado, puedes recurrir a las cremas autobronceadoras. Sólo es importante que sepas muy bien cómo aplicarla para que luzca natural y uniforme. Las autobronceadoras vienen también en diferentes texturas, brumas, spray, aerosol, crema. Si optás por la presentación en crema, podés mezclarla con alguna emulsión hidratante fluida para que sea más fácil su aplicación.
Aquí tienes entonces todos los tips que necesitabas saber para lucir bronceada en invierno ¡Selecciona tu preferido y aplícalo!

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico