Cómo funciona el sistema hipotecario de viviendas que lanzó el Banco Central

Las cuotas se basan en un índice que se denomina Unidades de Vivienda, inspirado en el sistema hipotecario de Unidades de Fomento que utilizan otros países. El valor de esas unidades se ajusta por inflación.

El nuevo crédito hipotecario lanzado por el Banco Central basado en Unidades de Vivienda (UVI) ajustado por inflación fue bien recibida por el sector inmobiliario y por los desarrolladores, según manifestaron ayer, ya que se constituye en la "asignatura pendiente" que permitirá reactivar la compraventa de viviendas y la construcción residencial.
La operatoria lanzada por el Banco Central de préstamos ligados a una fórmula indexada por inflación hacen que el valor inicial de los UVI sea actualizado diariamente por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER); el costo financiero anual será del 5% y los préstamos, nominados en UVI, serán equivalentes al promedio de construcción de un metro cuadrado testigo.
También se podrá ahorrar en UVI, a un mínimo de 180 días, en plazos fijos ajustados por inflación.
Héctor D'Odorico, titular del Colegio Unico de Corredores Inmobiliarios de la ciudad de Buenos Aires (Cucicba), dijo a Télam que el sector "celebra" el lanzamiento de la operatoria ya que el crédito es "la herramienta que necesitamos" para que se reactive el sector, largamente castigado desde noviembre de 2011 cuando se dispuso el cepo cambiario.
"Si en los últimos años bajaron las ventas inmobiliarias es porque no hay crédito hipotecario. Además la falta de préstamos para comprar una casa hizo que subiera la demanda de alquileres", explicó.
D'Odorico detalló además que en el mercado capitalino hay un tercio de la población que alquila y los otros dos tercios son propietarios de su vivienda, por lo que "estos créditos pueden hacer que baje el porcentaje de gente que alquila", reflexionó.
"Lo que mata es el flagelo de la inflación. Esperamos que en el segundo semestre descienda porque todos los colegas inmobiliarios estamos pendientes que se puedan concretar los créditos para cerrar operatorias", indicó.
Ejemplificó que un departamento de dos ambientes en un barrio como Caballito está cotizado en 100 mil dólares, lo que sin crédito "es una quimera" y consideró: "el crédito será una herramienta útil para pasar de inquilino a propietario".
Mientras, Gustavo Ortolá, de Go Real Estate, manifestó a Télam su satisfacción en relación al lanzamiento de la operatoria crediticia, que fue impulsada, entre otros por la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV), que engloba al sector desarrollador.
"Estos créditos, ajustados de acuerdo a la evolución del costo de vida, parten de un interés de crédito razonable. Si baja la inflación, mejora la cuota y esto permitirá también que mucha más gente califique de acuerdo a sus ingresos", reflexionó.
Ortolá celebró que sean seis los bancos que inicialmente ofrecerán estas líneas de crédito -Provincia, Hipotecario, Ciudad, Macro, Santander Río y Galicia- y estimó que emprendimientos inmobiliarios residenciales ubicados en Córdoba y Rosario se comercializarán más fácilmente y se orientarán al público de clase media.
"La primer barrera para esta operatoria es el temor a lo desconocido. Una vez vencido el temor a la inflación hasta se puede llegar a pensar que las Unidades de Vivienda (UVI) se podrían usar en los contratos de alquiler residencial", consideró.
En tanto, José Rozados, director del sitio Reporte Inmobiliario, dijo a Télam: "la fórmula que se emplea en esta operatoria permite la actualización del capital que se presta sin recurrir exclusivamente a tasa. Entonces la primera cuota es más baja a la que anteriormente existía, que hacía imposible que la gente pudiera calificar por su nivel de ingresos".
"Hasta hoy se necesitan ingresos altos por familia cercanos a los 60.000 pesos, para acceder a un departamento de dos ambientes", ejemplificó. "Por esta razón fue tanta la gente que recurrió al alquiler y ahora se producirá su descompresión", estimó.
Ejemplificó que la locación de un departamento de dos ambientes en Capital ronda los 5.300 pesos mensuales y hasta ahora la cuota fija de un crédito hipotecario para ese tipo de vivienda era de 18.000 pesos, y con la nueva operatoria pasaría a ser de 8.500 pesos.
También estimó que los contratos de alquiler podrán tener como referencia la operatoria de los UVI.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico