Cómo lucir un escote sin arrugas

Una de las zonas del cuerpo femenino más vulnerable al paso del tiempo es el escote. Además de tratarse de una piel extra delgada, no recibe habitualmente el cuidado y la atención que las mujeres dedican a otras zonas del cuerpo.

Así como atractiva, es una de las primeras zonas del cuerpo en exponer el inevitable paso del tiempo. Además de los datos mencionados anteriormente, se trata de una región de la piel castigada por una alta exposición solar.
Además de estas características, se puede agregar que se trata de una zona del cuerpo que cuenta con una baja cantidad de glándulas sebáceas, lo que genera una deshidratación más acelerada. A esto se suma una baja densidad de colágeno y menor cantidad de melanocitos, lo que provoca, por un lado, un deterioro acelerado, y por otro, una menor capacidad de protegerse de los rayos solares.
"El escote es una de las partes más sensuales y sensibles en el cuerpo humano. Sobre todo en las mujeres está demasiado expuesto en el verano a la acción de los rayos solares. Si bien se encuentra instalada la necesidad de cuidar con protectores el rostro esto no parece incluir al escote”, señala la Dra. Valeria López Mecle.
"Por todo ello, en esta zona se produce un alto nivel de deterioro causando elastosis, o sea, degeneración de las células de la piel, manchas y telangiectasias acelerando el proceso de envejecimiento. Ultherapy, un ultrasonido focalizado, ofrece la solución a este daño ya que trabaja sobre las marcas profundas no sólo de la piel sino también de los músculos de la zona, regenerando los tejidos y borrando las tan indeseadas arrugas del escote”, indica López Mecle.
Lo destacable de este tratamiento es que se puede realizar desde los 30 años de edad y no tiene género, ya que puede ser utilizado tanto para hombres como mujeres.
Es un tratamiento no invasivo y no tiene ningún tipo de post operatorio ya que se realiza en una 1 sola sesión de 1 hs en el consultorio, lo que te permite poder salir de la oficina en tu hora de almuerzo, hacértelo y volver sin problemas a trabajar al rato de terminar el tratamiento. Como no requiere ningún tipo de post operatorio es muy bien tolerado por los pacientes y no hay que cuidarse del contacto con el sol ni deja la piel enrojecida como otros tratamientos.
Es para destacar que el lifting no invasivo no tiene contraindicaciones y da resultados completamente naturales y que puede combinarse con otros tratamientos para atenuar manchas, borrar cicatrices o lo que cada paciente necesite.
La Dra. María José Pelli, dermatóloga, señala que “pensando en mejorar el aspecto del escote lo ideal en casa es utilizar frecuentemente cremas humectantes (rosa mosqueta, palta, germen de trigo y aceites esenciales), así como cremas que contengan ácido glicólico y retinol. También es recomendable incorporar vitamina C y E para reparar los daños del sol con aplicación que puede ser tanto local como por vía oral".
"Para el caso de tratamientos es recomendable el peeling con punta de diamante, ultrasonido y radiofrecuencia. Otra opción es Skinbooster, tratamiento para hidratar profundamente la piel y atacar su envejecimiento prematuro, botox y luz pulsada", indica Pelli.
"Skinbooster consiste en una aplicación de ácido hialurónico muy fluido que brinda una hidratación duradera y profunda a la piel penetrando hasta las capas más profundas de la dermis para mejorarla desde adentro. Se recomiendan unas 3 sesiones, a razón de una por mes. De esta manera podemos combatir los efectos del paso inevitable del tiempo sin necesidad de ingresar a un quirófano. Este método regenera la piel dañada por la exposición excesiva al sol y restaura y mantiene el hidrobalance de la dermis mejorando su elasticidad cutánea y estructura. El Skinbooster consiste en una serie de pequeñísimas inyecciones que funciona con una metodología muy parecida a la mesoterapia: son múltiples pinchazos, que inyectan microdosis de ácido hialurónico y que al ser tan profundo su efecto es más duradero”, señala la Dra. Pelli.
“Mi recomendación es tener siempre en cuenta que para mantener una piel saludable, más aún en aquellas zonas sensibles como el escote, no debemos olvidar el uso de protector solar”, concluye Pelli.
Por su parte, la Dra. Irene Bermejo, asegura que “el escote es una zona del cuerpo que requiere de máximos cuidados. Para combatir el paso del tiempo se puede recurrir a diferentes tratamientos como peelings, luz pulsada y Co2”.
El peeling es una forma eficaz de acelerar la exfoliación natural de la piel, para revitalizarla mejorando su tono y textura, otorgándole una apariencia más fresca. Es un procedimiento para todo tipo de piel y requiere un tiempo de recuperación muy corto. Este tratamiento estimula el crecimiento de nuevas células, atenúa cicatrices, manchas y arrugas superficiales. Los peeling de tipo más suave se pueden realizar en temporada estival y en aquellas personas de piel más sensible que no toleran los peelings químicos. Lo ideal es hacerlo una vez por mes hasta que la piel luzca espléndida, y una vez cada tres meses para su mantenimiento”.

El IPL (Luz Pulsada Intensa) reúne una serie de tratamientos lumínicos que mejoran la apariencia de la piel, con muy poca molestia y riesgo mínimo. El IPL ayuda a aclarar y eliminar manchas de la edad y del foto daño que deben ser evaluadas por un profesional idóneo, dado que no todas las manchas marrones son del mismo origen. La eliminación de estas lesiones se da por el calor acumulado de la piel en cada sesión y esto genera una producción de colágeno extra que ilumina, homogeniza la textura, cierra los poros y le da un aspecto de luminosidad a la piel, en todas las edades. Se recomiendan entre dos y cuatro sesiones. Los tratamientos deben realizarse en épocas como otoño e invierno, debiendo protegerse del sol durante treinta días después de cada sesión. La piel del paciente no debe estar bronceada. Como en la mayoría de los tratamientos estéticos, se recomienda no realizarlo durante el embarazo.
Los “láseres fraccionados” son la última tecnología en rejuvenecimiento y reducción de arrugas superficiales y profundas. El láser fraccionado de IPixelCo2 trata con precisión y efectividad la superficie cutánea, la capa media y profunda de la piel; mejora la textura, luminosidad, elasticidad y uniformidad, logrando un efecto comparable al obtenido con un lifting express. Los resultados se logran en una sola sesión. Durante el embarazo y el periodo de lactancia no es conveniente realizar este tratamiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico