¿Cómo quemar la grasa abdominal?

El abdomen es una de las áreas de nuestro cuerpo que más tiende a acumular grasa como consecuencia de la mala alimentación y el estilo de vida sedentaria. Para eliminarla, además del ejercicio es necesario hábitos de vida saludables.

Con un poco de esfuerzo podrás lucir una espléndida figura este verano. ¡Adelante!
Primero, empezá tu día con una rutina de ejercicio, buena alimentación y agua. Por ningún motivo debes saltarte el desayuno o aguantar hambre, ya que esto ralentiza el metabolismo y hace más difícil la eliminación de grasa.

Realizá una rutina de ejercicios cardiovasculares de media hora. Esta puede incluir correr o trotar, andar en bicicleta, saltar la cuerda o bailar, entre otros.

Con el calor de estos días, lo ideal es que elijas verduras para tus almuerzos y cenas. También podés incorporar a tu dieta pescado. De postre o colaciones buscá frutas de estación. Estos alimentos aportarán a tu organismo toda la energía que necesita.

Es muy importante comer algo ligero como cena, y por lo menos tres horas antes de ir a dormir. Comer antes evita que el organismo haga la digestión y esto le hace más pesadas las cosas al cuerpo. Mientras dormís tu metabolismo no está tan activo como en el día y no es suficiente para quemar calorías. Por lo tanto, lo ideal es comer bajo en calorías y con tiempo de anticipación a la hora de dormir.

Sin duda uno de los puntos clave para quemar grasa abdominal es la realización de ejercicios localizados como los abdominales. Si bien podés dejarlos para después del ejercicio aeróbico, también podés hacerlos en otros momentos del día.

La clave está en hacer varias sesiones de ejercicios abdominales en diferentes series durante el día. Estos ejercicios te ayudan a quemar grasa abdominal, a tonificar y a conseguir ese abdomen que tanto has deseado.

Tienen importantes beneficios, ya que aumentan el metabolismo e incrementan tu consumo calórico diario.

EJERCICIOS ABDOMINALES BASICOS

Con la espalda apoyada en una superficie dura, coloca tus manos detrás de la cabeza, flexioná las rodillas y coloca los pies bien apoyados en el piso.

Adoptando dicha posición, levantáte lentamente usando tus músculos abdominales mientras presionas la parte baja de tu espalda contra el piso.

Después bajá despacio, tomando aire, y repetí el proceso de 20 a 25 veces, con descansos de 90 segundos entre las series. Tratá de completar 2 o 3 más, de 20 a 25 abdominales.

Es muy importante sentir la presión sobre los abdominales y no en el cuello. Si el dolor se siente en el cuello o en la espalda quiere decir que está mal adoptada la postura. Debés sentir que estás trabajando los músculos de tu abdomen, especialmente cuando te faltan 5 abdominales de cada serie.

Si no estás acostumbrada a hacer abdominales, empezá con 10 y aumentálos gradualmente hasta conseguir la cantidad recomendada. No debés excederte con los abdominales, ya que el cuerpo se cansa y no obtendrá los mismos beneficios.

Y no te olvides de hidratarte. Consumí mucha agua y jugos de fruta, ¡y a disfrutar del verano!


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico