Cómo reducir las lesiones oculares en ámbitos laborales

Cerca del 90% de las lesiones oculares relacionadas con el trabajo se pueden evitar usando protección para los ojos. La Academia Americana de Oftalmología insta a que la salud ocular sea parte de una rutina diaria de bienestar del trabajo.

Dr. Fernando Giusio
Periodista Médico Jefe Sección Oftalmología Legal y Ocupacional del Servicio de Oftalmología del Hospital Italiano de Buenos Aires.
Matrícula Nacional N° 90.355- Matrícula Provincial N° 330.272

Los especialistas aseguran que el cuidado de los ojos de los trabajadores debe ser una alta prioridad y parte de una rutina general de bienestar en su ámbito de trabajo, ya que muchos de estos accidentes laborales se pueden evitar mediante el uso de protección para los ojos.

Las lesiones oculares en el lugar de trabajo cuestan más de $ 300 millones de dólares al año solamente en los Estados Unidos en pérdida de productividad, tratamiento y compensación, las cuales varían desde la simple tensión ocular hasta el trauma, lo que puede conducir a daño permanente, pérdida de visión y ceguera. Estas lesiones representan el 40% dentro los trabajadores de la construcción, la manufactura y la minería.

En el caso de que ocurra una lesión ocular, se debe buscar el cuidado de un oftalmólogo - un médico que se especializa en el tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades y condiciones de los ojos - o ir a una sala de emergencia para recibir atención inmediata.

Cuidar los ojos en el trabajo no debe limitarse a los que hacen un trabajo físico, ya que las personas que pasan largas horas frente a una computadora pueden experimentar molestias oculares, como fatiga ocular y dolores de cabeza. También mirar fijamente las pantallas (computadoras, celulares, video juegos, etc.) durante largos períodos de tiempo, puede dejar los ojos secos y rojos, haciendo que los mismos se sequen debido a la falta de parpadeo. El parpadeo en estas circunstancias se reduce en un 50%

Dentro de los consejos que ofrece la Academia Americana de Oftalmología para ayudar a evitar las lesiones oculares en el lugar de trabajo o la tensión, figuran: el uso de gafas de protección o de seguridad (trabajadores de la construcción); colocar el monitor de la computadora a una distancia de un brazo de la cara para mitigar el efecto de los brillos; ajustar el tamaño de la fuente para que aparezca más grande a esa distancia; utilizar la regla 20-20-20 (tomar un descanso cada 20 minutos mirando un objeto a 20 pies de distancia durante 20 segundos); mirar un objeto a una distancia lejana permite a los ojos relajarse y volver a una tasa regular de parpadeo de nuevo (normalmente parpadeamos unas 14 veces por minuto y con cada parpadeo, los ojos están lubricados con la lágrima que contiene elementos hidratantes, incluyendo aceite); reducir el deslumbramiento en el teléfono inteligente y en la pantalla digital para mitigar el mismo y ajustar la iluminación ambiental en el trabajo (si la pantalla de la computadora es más brillante que el entorno de la oficina, los ojos necesitan trabajar más para ver, por lo cual se puede reducir la fatiga ocular ajustando la iluminación del entorno).

En el Hospital Italiano de Buenos Aires se reciben por guardia varios traumatismos por lesiones en los ojos que ocurren durante alguna jornada laboral, los cuales pueden ir desde casos no graves como son los cuerpos extraños corneales o debajo de los párpados (en su gran mayoría metálicos), situaciones éstas que pueden ser solucionadas en forma ambulatoria, a casos más graves que requieren cirugía e internación de los pacientes.

Al igual que la Academia Americana de Oftalmología (AAO), desde el Hospital Italiano sostenemos que la prevención a través del uso de gafas para la protección de los ojos en los trabajadores de riesgo, es la mejor solución para bajar la tasa de traumas severos que pueden conducir en algunos casos graves a la pérdida de la visión e incluso del globo ocular.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico