Cómo se hizo el documental de la historia de los 113 Vicios

"Desde el Sur hacia ninguna parte" tendrá su avant premiere el lunes y dos funciones comerciales el martes y miércoles. Previo a su estreno, el periodista Sebastián Guerreiro, quien ideó la iniciativa; Matías Carabajal, edición y montaje; y Lucas Suárez, quien estuvo a cargo del sonido, contaron a El Patagónico cómo fue el proceso de producción del largometraje que realizaron junto a Dante Matiacci, a cargo de la parte gráfica.

Desde un sillón de tres cuerpos, "Titín" Naves, "Alakrán" Márquez, y "El Mariscal" Ramírez vieron el último sábado el documental que cuenta la historia de los 113 Vicios, la banda que en 1989 formaron junto a José Luis Jara y Marcos Azócar, y que hace tres años se despidió de los escenarios en un emblemático concierto ante 9.000 personas.
La emoción se hizo sentir a flor de piel. Detrás de ellos el periodista Sebastián Guerreiro, observaba la escena -acompañado por otros dos invitados-, sentía las emociones de "los Vicios" y cada reacción, segundo a segundo, luego de un año de arduo trabajo.
Faltan sólo tres días para el estreno de "Desde el Sur hacia ninguna parte" y Guerreiro, acompañado esta vez por Matías Carabajal -edición y montaje- y Lucas Suárez -sonido- contó a El Patagónico cuáles son las sensaciones que los invaden previo al estreno, y cómo fue el proceso de creación del largometraje que produjeron junto a Dante Matiacci -edición gráfica-.

ENTRE LA ALEGRIA
Y EL DOLOR
Según contó Guerreiro, esta historia de 105 minutos comenzó en diciembre con las primeras reuniones, gracias a la amistad que une a Carabajal con Cristian Püschel, líder de Los Cheremeques, a quien el creador de este documental, que promete dejar su huella en la ciudad, consultó luego de haber visto parte del trabajo que había realizado con esa banda.
Así llegó la primera reunión para contar la idea y establecer normas de trabajo. Aún Matías no había visto el material y luego lo primero que vio fueron algunos registros: uno de la Paternal, otro del "Negro" Ramírez y "Alakran" y el show del Predio Ferial, grabado en 2013.
El trabajo fue complejo y se extendió hasta agosto cuando realizaron el último registro. Dos meses antes Matías se había dado cuenta cuál iba a ser el concepto. Ya había empezado a editar y a sincronizar. Luego llegaría Dante, más metódico, según Matías, y se armaría una idea más concreta, tratando de reflejar qué representan los 113 Vicios para la ciudad y hasta dónde llegaron.
"Entender el por qué de la masividad", dice Lucas al explicar cuál era la intención del documental en un comienzo. "Cuando hay un producto cultural que le gusta a tanta gente no es solamente porque le gusta la melodía o porque las canciones están buenas. Siempre hay una especie de reflejo social o alguna identificación con algún integrante de la banda", consideró.
Para poder contestar este interrogante los jóvenes en su construcción recuperaron los mitos y leyendas, consiguieron documentos históricos de gran valor, desde recortes de diarios hasta citaciones judiciales que le ponen verdad a los mitos en torno a la banda. También a través de entrevistas reconstruyeron cada show, repitiéndose escenas que fueron dándole veracidad a lo que se vivió en ellos.
"Queríamos dimensionar un poco quiénes son ellos, qué representan y hasta dónde llegaron. Ahondamos en cosas que se sabían por encima, pero que cada uno endulzaba para un lado", dice Matías, adelantando que "los vicios" en el documental también cuentan qué es lo que pasó en cada momento, incluso se explayaron sobre acontecimientos tan dolorosos como las muertes de José Luis y Marcos.
Carabajal y Guerreiro deciden tocar cada tema con el respeto que se merece. Así se sumergen en la historia sin caer en lo grotesco, volviendo a salir hacia el aire que da la música con los conciertos cumbres, las separaciones y el regreso hasta el último concierto, organizado por Guerreiro hace casi tres años.

TRES FUNCIONES
DE DESPEDIDA
Sin duda el documental de "los vicios" es fruto del impulso, las ganas y la motivación. La oportunidad y el motor que fue generando esa "bestia" en que se convirtieron para los amantes del rock en Comodoro. Ahora el trabajo busca dejar su marca, en lo que será el capítulo final de la histórica formación que supo ponerle poesía y música a los barrios, a las historias de esta ciudad y a una época.
A tres días del estreno Guerreiro sólo espera con ansias que pase la Nochebuena. "Lo vivo de dos formas: primero nervioso por la presentación y segundo con un gran compromiso. No tuve ningún tipo de respaldo económico, pero siento como que hicieron un terrible laburo. Tengo ganas de que se llene el Teatro Español y que todos puedan ser parte de esto, que también es gracias a la gente", sentenció el realizador.
La avant premiere del documental tendrá lugar el lunes a las 20, sólo para invitados especiales. Mientas que el martes y el miércoles serán las funciones comerciales a las 22. Las proyecciones cuentan con el auspicio de El Patagónico y Radio Pop, con el acompañamiento del Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia, panadería La Muñeca y Sudestada Producciones Patagónicas.
Durante el fin de semana en el sitio web www.elpatagonico.com se presentarán dos adelantos de este trabajo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico