¿Cómo será el Congreso con el que gobernará el próximo Presidente?

El próximo 10 de diciembre Cristina Kirchner entregará la banda y el bastón presidencial a Daniel Scioli o Mauricio Macri, según lo que determinen este domingo las urnas. Algunos de los dos candidatos deberá gobernar con un Senado en el que el FPV cuenta con quórum propio y una Cámara de Diputados en la que la correlación de fuerzas se emparejó y ningún bloque cuenta con quórum propio.

El próximo presidente se encontrará con una Cámara de Diputados distinta de la de los últimos cuatro años en los que el Frente para la Victoria (FpV) contará con quórum propio gracias al apoyo de aliados para manejar las sesiones.

En los próximos cuatro años la correlación de fuerzas estará mucho más disputada ya que el kirchnerismo perdió en las elecciones del pasado 25 de octubre más de una decena de bancas que ponía en juego.

En las elecciones generales el kirchnerismo arriesgaba 77 bancas, pero sólo pudo retener 56. Es decir, perdió 21 escaños. En cambio, amén de los prósperos resultados a nivel nacional, el frente Cambiemos logró acrecentar su representación en la Cámara baja, aunque estará por debajo de lo que tiene el oficialismo.

A partir de diciembre, el bloque del FpV tendrá 98 representantes, mientras que el PRO pasará a tener 41 integrantes y la UCR 40 miembros (sin contar los del Frente Cívico y Social de Catamarca). Sumados, Cambiemos llegaría a 88 diputados incluyendo a catamarqueños y a los 4 de la Coalición Cívica.

El Frente Renovador contará con 27 diputados, mientras que sus aliados de Unión por Córdoba tendrán 5.

La izquierda tendrá 4 integrantes, uno más que el ahora menguado Partido Socialista, y hay 7 diputados en el rubro "otros".

En el Senado el escenario es muy distinto. Allí el Frente para la Victoria reforzó su presencia.

En la carrera por las bancas en juego en la Cámara Alta el kirchnerismo salió robustecido de las elecciones generales del pasado 25 de octubre y aumentará su presencia en ese cuerpo al punto de contar con quórum propio. El FPV se quedó con 11 de las 24 bancas que estaban en juego, mientras que el frente Cambiemos se quedó con 9 bancas, la mayoría de ellas para radicales.

El kirchnerismo exponía ocho bancas, cinco propias y tres de aliados. Retuvo todas y sumó otras seis, con lo cual tendrá en el futuro 40 senadores.

El radicalismo arriesgaba 9 de sus 13 bancas, y salvó 6, mientras que de la mano de Cambiemos llegarán al Senado también un peronista, una macrista y un juecista.

Así las cosas, el PRO contará apenas con 4 bancas, habida cuenta de que Carlos Reutemann ya adelantó que no se integrará al bloque macrista. Los radicales serán 10 y sumando a la representante de la Coalición Cívica, y un juecista, Cambiemos tendrá 16 miembros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico