Comodorenses salieron a la calle en defensa de la educación pública, gratuita y de calidad

La convocatoria impulsada por los universitarios fue acompañada por estudiantes de nivel secundario, docentes, no docentes, organizaciones sociales, la CTA Autónoma, la CGT Saúl Ubaldini, concejales y funcionarios municipales, incluido el intendente Carlos Linares. En los discursos los universitarios llamaron a defender la educación pública más allá de los partidos políticos.

Ni el frío intenso, ni el cielo encapotado -que amenazó con continuar con la lluvia del fin de semana- pudieron impedir ayer que cerca de 1.000 personas acompañaran la movilización que convocaron los estudiantes de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) en defensa de la educación pública, gratuita y de calidad, ante las recientes decisiones del gobierno nacional de Mauricio Macri.
A primera hora de la mañana los universitarios comenzaron a reunirse para lo que sería la movilización que en horas del mediodía uniría la ciudad universitaria con la plaza de la Escuela 83, en el centro de la ciudad.
Quienes defienden la educación gratuita, llegaron a la casa de altos estudios para preparar los carteles que luego acompañarían a la caravana que marchó durante casi dos horas.
A las 11, acompañados por la Asociación de Docentes Universitarios (ADU), personal no docente y las autoridades de la institución -que decretaron asueto hasta las 15 para que todos puedan participar de la jornada- iniciaron su caminata por la ruta Nacional N° 3, desde Kilometro 4 hacia el centro.

UNA MARCHA DONDE
NO FALTO NADIE
La caravana fue escoltada por personal del Departamento de Tránsito. A su paso los automovilistas que transitaban por el carril contrario manifestaron su apoyo haciendo sonar bocinas y recibiendo los panfletos en los cuales los estudiantes expusieron el reclamo. Una hora después la columna llegó a la esquina de Güemes y San Martín, y luego de unos minutos continuó su camino hasta la plaza.
No faltó nadie. Los estudiantes del Instituto Superior de Educación Física 810 fueron algunos de los que dijeron presente. "Es algo que nos afecta a todos, más allá de los universitarios. Hoy les pasa a ellos pero el día de mañana nos puede pasar a nosotros, incluso estamos complicados con el espacio físico porque no contamos con un espacio propio y nos movilizamos por distintos lados", explicó Micaela de tercer año, quien marchó acompañada por Maira y otros compañeros.
También estuvieron los alumnos de la Escuela de Arte y por supuesto los del Colegio Universitario Patagónico (CUP), en su caso, afectados directamente por la situación que atraviesan los docentes en plena negociación paritaria.
La CTA y el gremio de judiciales también marcharon junto a los estudiantes, al igual que la CGT Saúl Ubaldini y la Asociación del Personal Jerárquico Municipal. Y en el centro, frente al municipio, se sumaron concejales y funcionarios del Ejecutivo, encabezados por el intendente Carlos Linares y el viceintendente, Juan Pablo Luque, quienes acompañaron al rector Alberto Ayape.
A las 12:30 se inició el acto en la plaza de la Escuela 83. Allí manifestaron su adhesión otras organizaciones, entre ellas la Secretaría de la Mujer del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Chubut y ATECh, que se hizo presente con una bandera.
También el PSTU, la Asociación Civil Pro Derechos de los Niños, el INTA y la carrera de Trabajo Social que pidió mayor presupuesto.
Otro espacio que manifestó su apoyo fue la Cátedra Libre de Pueblos Originarios. En su caso también se ve afectada por las nuevas políticas universitarias, ya que hasta el momento no se han abierto convocatorias para proyectos, tal como sucedía en años anteriores para esta fecha. Así lo explicó Daniel Loncón, integrante de este espacio creado en 2008, quien también destacó la importancia que tiene la educación pública para estudiantes que vienen de pequeñas localidades donde la educación es casi un privilegio.

UNA POLITICA QUE INTIMIDA
El reclamo de los estudiantes se gestó la última semana en el medio de un nuevo paro de CONADU Histórica que se encuentra en negociaciones paritarias y recién esta semana encontró una oferta digna de escuchar por parte del Ministerio de Educación de Nación.
Es que en la casa de estudios, tal como sucede en el resto del país, ya se contabilizan más de 20 días de paro, lo que afecta el normal dictado de la cursada y principalmente a los ingresantes.
A esta situación se suma el recorte de presupuesto de $4.000.000 que sufre desde enero la Universidad, lo que obligó a tomar una deuda frente a la AFIP que compromete seriamente la partida presupuestaria para este 2016. Tanto es así que incluso el rector, Alberto Ayape, anunció que de continuar de esta forma sería muy difícil afrontar los gastos en agosto.
Más allá de que algunos estudiantes ayer intentaron despolitizar la medida asegurando que la defensa de la educación va más allá de cualquier gobierno, lo real indica que los cuestionamientos del presidente Mauricio Macri a la cantidad de universidades públicas, las nulas respuestas a los docentes y el recorte presupuestario de los primeros meses, fueron los indicadores que encendieron la luz de alerta en las universidades.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico