Comodoro despide a un maestro del bandoneón

Manuel "Pila" Zamorano murió ayer a los 93 años. Dejó un legado con el bandoneón y por su trayectoria fue declarado hace un tiempo Ciudadano Ilustre de Comodoro Rivadavia. Fue un músico reconocido por su participación en fiestas populares y junto a diferentes músicos regionales.

El 7 de diciembre de 1923, en San Fernando del Valle de Catamarca, nacía Manuel Zamorano. Tres años más tarde llegó a Comodoro Rivadavia junto a sus padres, Juan Onofre Zamorano e Irene Juana Guzmán, y sus cuatro hermanos.
Los primeros años en esta ciudad estuvieron marcados con la austeridad pero con trabajo y paciencia lograron arraigarse en Kilómetro 3.
"Pila" realizó sus estudios en la Escuela 2, la Escuela de Artes y el Colegio Salesiano Deán Funes. Cuando culminó sus estudios ingresó en la sección tracción mecánica de YPF para terminar trabajando en el sector de almacenes de la empresa, donde se jubiló en diciembre de 1980.
Su amor por el bandoneón comenzó cuando su hermano Ramón tomaba clases de ese instrumento y se acercó a una profesora particular del barrio para empezar su camino con la música.
Su habilidad con el instrumento se fue incrementando a medida que el tiempo pasaba, lo que lo llevó a integrar el grupo "Cuarteto 9 de Julio" que conformaba junto a Ramón Cocha, Francisco Giménez y Eugenio Constanzo.
Los primeros conciertos los ofrecieron en los bailes de Kilómetro 5, en los carnavales de la Asociación Portuguesa, así como en los campamentos petroleros de El Trébol y El Tordillo, entre otros.
Las zambas, chacareras, escondidos y gatos levantaban el ánimo del público. "Había muchos provincianos, pero especialmente catamarqueños, algunos gringos también bailaban porque era una linda convivencia en aquellos años", recordó en una entrevista realizada hace unos años.
Su talento le permitió incursionar en la orquesta de jazz de Roberto Ortiz y en el grupo de Luis Marmo que ofrecía espectáculos marcados por el tango, la milonga y el pasodoble.
Durante los años 40 y 50 también formó parte del conjunto Los Dados Rojos.
El paso de los años determinó que los bailes de clubes se fueran haciendo menos frecuentes pero Zamorano nunca dejó la música de lado. Quienes lo conocieron aseguran que durante las décadas de los 70 y 80 se refugió en el folclore, siempre estuvo dispuesto a formar nuevos grupos como "Raíz y Canto".
En varias oportunidades compartió escenario con "Cañero y su conjunto" y deleitó al público haciendo tango junto Carlos Cambareri y Jorge Aguilar.
Su última travesía musical fue a los 83 años cuando terminó de grabar un trabajo discográfico que le significó el reconocimiento de la comunidad como Ciudadano Ilustre por su notable aporte a la cultura popular.
Ayer por la mañana, su familia comunicó que "El Maestro" dejó de existir a los 93 años dejando un gran legado entre los músicos comodorenses.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico