Comodoro escuchó en vivo La Venganza Será Terrible

El escritor Alejandro Dolina realizó su programa desde el Teatro María Auxiliadora, a modo de cierre del primer día de la Feria del Libro. "El encuentro con la gente es mucho más intenso en el interior que quienes nos ven diariamente en Buenos Aires", rescató.

Alejandro Dolina llegó por primera vez con La Venganza Será Terrible a Comodoro Rivadavia, su clásico en la medianoche de la radio, con una transmisión especial desde el teatro del Instituto María Auxiliadora. El escritor fue la figura que cerró la primera jornada de la Feria del Libro de esta ciudad.
"Yo noto a muchas personas que están emocionadas con ver el programa y nosotros igual", dijo el autor de Crónicas del Ángel Gris, El Libro del Fantasma y Cartas Marcadas, entre otras obras en diversos formatos como el radioteatro o ficciones para la televisión más allá de la radio.
"La fuerza del encuentro es superior a los contenidos que preparemos. Yo suelo decir que los saludos son mejores. Uno podría casi borrarse del programa e ir a la salida para saludar. Ahí me parece que hay una emoción, una emoción que, lo digo sin soberbia, es doble", afirmó Dolina en diálogo con el periodismo.
"Ya en segundo o tercer término, aparecen los contenidos artísticos que tratamos que sean los mejores posibles. Pero la emoción se consigue siempre. Vine preparado para emocionarme y encontrar, insisto en la idea, viejos amigos que no conozco", expresó el conductor del clásico programa nocturno.

dolina33.jpg

La Venganza Será Terrible está recorriendo el país y Dolina indicó que con este raid por el interior busca la emoción de su equipo y del público. "El encuentro con la gente es mucho más intenso en el interior que quienes nos ven diariamente en Buenos Aires, que tiene algo de cotidianeidad y de fastidio del que está al lado, por ahí vive en frente. Esa vecindad resta un poco de emoción".
"Venimos a buscar gente que se emocione más y venimos a emocionarnos más nosotros. El Galponcito -el espacio donde están transmitiendo este año- es fenómeno, es lindo, pero no es lo mismo. No es lo mismo este encuentro proyectado a la distancia, que lo otros que si no está bien no importa porque venimos mañana. Hoy podemos estar haciendo el programa, nos cansamos y nos vamos por la mitad", describió.
Si bien con una constancia en La Venganza por más de 20 años, Dolina sufre la escritura de sus libros. "No consigo saber para qué lado va a el libro", contó. "Este mismo sentimiento es el que siento siempre cuando estoy escribiendo. Si bien hay un momento, de la mitad del libro a un poco más adelante, que uno sabe o cree saber lo que está escribiendo, es un momento que no ha llegado todavía".
Dolina reflexionó sobre la sociedad de consumo y la cultura. "Yo creo que algo se puede hacer para salir de esa maquinaria, de la que uno puede ser un engranaje, y podríamos decir que un pueblo que consume no está tan mal, en términos keynesianos. Es una forma de generar una economía que busca, por ejemplo, trabajo".
"En el caso de la Feria del Libro, está bien. Es como si uno fuera un consumista en beligerancia. Está bien, consumimos; pero consumimos libros", remarcó el autor.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico