Comodoro obtuvo el segundo puesto en el "Spartan Race"

Un recorrido de diez kilómetros sorteando, trepando, superando o arrastrando obstáculos de peso muerto. Y a veces luchando con el peso propio para finalizar en el segundo lugar en el debut de este tipo de carreras de aventura fue el resumen con el cual Gabriel Domínguez, Braulio Ramírez y Gonzalo y Santiago Sanna cerraron su participación en el "Spartan Race" que tuvo lugar el 11 de diciembre en San Martín de los Andes.

En ese escenario, y formando parte de 200 competidores (en las modalidades individuales, parejas y por equipo) el team del CrossFit Dauk que conduce el ultramaratonista Mario Oyola construyó su lugar en el podio con un tiempo final de 58'45'', detrás del representativo de Neuquén capital que obtuvo el bicampeonato.
"Nosotros nos enteramos de esta competencia (el "Spartan Race" que recorre distintos puntos del mundo bajo el auspicio de Reebok) y nos propusimos desde mitad de año entrenar en doble turno. Imagínate que si con una hora diaria en de CrossFit en el book quedábamos cansados, con dos sesiones redoblamos esfuerzos para saber en qué nivel estábamos", sostuvo Gabriel Domínguez a El Patagónico.
El "Spartan Race" es una carrera con obstáculos, que de acuerdo al escenario varia la distancia y los desafíos a recorrer.
"Fueron diez kilómetros donde pasabas de cruzar un puente colgante de anillas, hasta transitar una tirolesa donde caes al agua, subir tres metros trepando una soga, empujar un trineo de gomas de camión, superar un container de barro y ponerte al hombro otras cubiertas para llevarlas por un determinado trayecto. Todo en forma simultánea, donde todos los del equipo debíamos superar cada prueba para acceder a la siguiente", recalcó Domínguez, quien luego de jugar al rugby en Calafate RC se dedicó a correr dos 42K de Salomón en Villa La Angostura para encontrar su lugar en el book de CrossFit Dauk.
"Para mí, a los 33 años, este es mi nuevo lugar donde superarme y pasarla bien con amigos. De hecho fuimos tres los equipos que participamos. Y en el nuestro había tres ex rugbiers (dos de Comodoro RC y yo) y un ex boxeador. Lo bueno es que este tipo de competencias es abierto al público, pero es especial para quienes practican Cross Fit o entrenamiento funcional. Nunca pensamos que nos iba a ir tan bien. Eso te da la pauta para ir a otro escenario como lo es Chile, a mediados de 2017, donde la exigencia es mucho mayor", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico