Comodoro registra un puesto de comercio ilegal cada 165 habitantes, según la CAME

Un informe que elaboró la Confederación Argentina de la Mediana Empresa estima que en esta ciudad hay un puesto ilegal de comercio cada 165 habitantes, ubicándose en el lugar 27° de 109 localidades con formatos comerciales tipo "saladitas". La localidad chubutense con más puestos ilegales es Puerto Madryn con un espacio cada 34 habitantes. Río Hondo, en Santiago del Estero, es la ciudad con más actividad ilegal creciente en el último tiempo con un espacio de estas características por cada 20 habitantes.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) efectuó un relevamiento en 455 ciudades donde se estableció que desde febrero a agosto se registraron un total de 61.721 de puestos ilegales en 109 localidades que poseen formatos comerciales de tipo "saladitas".
Además, se encontraron 27.070 manteros. El 77,3% de ellos ubicados en las localidades con "saladitas" que sumados a los vendedores de estos tipos de espacios forman un total de 88.791 comerciantes informales en todo el país.
El informe estima que la venta ilegal al público alcanzó un total de 5.557 millones de pesos en agosto y rondará los 66.700 millones de pesos en todo 2016.
Asimismo, se destaca que la actividad ilegal creció un 11,4% con respecto al último informe que realizó la CAME en febrero y esto se debe a la falta de controles que existe en un determinado lugar para que el fenómeno se expanda. También se debe al aumento en la cantidad de gente buscando precios más accesibles. Así cambia el consumo formal por informal y alienta a incrementar la masa de vendedores irregulares, que al no pagar impuestos ni cumplir con normativas de seguridad o higiene, ofrecen valores más bajos.
También se debe al mayor desempleo en el último semestre que generó que más individuos encontraran en la venta indebida una vía de supervivencia.
En este sentido, Río Hondo de Santiago del Estero es la localidad que lidera el ránking de 109 ciudades que poseen formatos comerciales de tipo "saladitas" donde se detectó que hay un puesto ilegal cada 20 habitantes.
La primera ciudad chubutense que figura en el ránking es Puerto Madryn donde se identificó que existe un espacio ilegal cada 34 habitantes y solo es superado a nivel nacional, luego de Río Hondo por Jujuy y Perico, con un puesto cada 28 y 33 ciudadanos respectivamente.
Mientras, Comodoro Rivadavia se encuentra en el puesto 27° del país con un espacio de venta ilegal cada 165 habitantes. Trelew registró un puesto cada 336 habitantes.
Hay que destacar que el informe señala que tanto Rawson como Esquel no registran "saladitas".

BUSCANDO UNA SOLUCION
El subsecretario municipal de Fiscalización, Daniel Campillay, manifestó que la estadística "es llamativa porque no se sabe cuánto es la cantidad de población que posee Comodoro Rivadavia".
Asimismo manifestó que se trabaja para normalizar el trabajo de los vendedores callejeros en el centro que próximamente serán ubicados en un espacio en la plaza España. También detalló: "la cantidad de puestos en La Saladita creció en el último tiempo, pero principalmente de ropa usada o elementos de segundo uso porque el panorama económico es bastante duro para todas las personas y tratan de buscar un camino para generar nuevos ingresos".
"Hay que aclarar que la mayoría de los puestos que crecieron en La Saladita fueron de ciudadanos comunes y no de comerciantes ilegales. Es gente que busca una alternativa a su trabajo", agregó.
El funcionario sostuvo: "la Municipalidad acompaña las decisiones que toma la Cámara de Comercio y que se busca un reacomodamiento de los comerciantes o puesteros porque no todos tienen la posibilidad de pagar su local. Nosotros buscamos el crecimiento del comercio local y tenemos que cuidar al vendedor ambulante. Para muchos de los vendedores de este tipo o que se encuentran en La Saladita durante el fin de semana es su único ingreso", insistió.
Mientras, el presidente de la Cámara de Comercio, Alexis Tögel, manifestó su preocupación por el creciente aumento de la actividad ilegal de los vendedores callejeros porque es una competencia desleal frente a los comerciantes habilitados.
A su vez, explicó que la próxima edición del Centro Comercial a Cielo Abierto puede albergar a vendedores callejeros siempre y cuando puedan esclarecer de dónde proviene su mercadería.
"Nosotros siempre vamos a estar a favor de los comerciantes y si decidimos incluir a vendedores ambulantes deberán cumplir los mismos requisitos que tienen sus impuestos al día y tengan sus correspondientes habilitaciones para trabajar. Sino estaríamos en falta constantemente", argumentó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico