Comodoro ya tiene un ente de control de servicios públicos

Luis Antonio Ferrero, Fernando Barría y Luis Alberto Velásquez integran el directorio del ente de control de servicios públicos, de acuerdo con las designaciones que aprobó ayer el Concejo en pleno. Además, se derogó la ordenanza que habilitó durante 11 años a la SCPL a actualizar tarifas sin visado ni autorización, y se emitió un pedido de informes a la prestadora que abre la puerta para una futura auditoría.

El Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia saldó ayer varias deudas históricas. La conformación del directorio del ente de control de los servicios públicos es una de ellas, que aparecía como manda en la Carta Orgánica Municipal (COM) reformulada en 2009, y contaba además con su ordenanza marco sancionada en diciembre de 2011.
Luis Antonio Ferrero, ingeniero mecánico de 44 años y con casi 20 de desarrollo laboral en la empresa Burgwardt fue el referente propuesto por el ejecutivo municipal, mientras que el bloque FpV aportó el de Fernando Barría, contador de 38 años que había tenido paso por la función pública en varias oportunidades, tanto como asesor técnico y contable como subsecretario Administrativo y de Gestión Presupuestaria.
El bloque Cambiemos aportó el tercer integrante, Luis Velásquez, quien se había desempeñado como gerente de la obra social de camioneros entre 2007 y 2011, y en tareas administrativas en una transportista con posterioridad a esa fecha.
Con estas designaciones, se abre una instancia que se extenderá aproximadamente por 90 días en donde el directorio deberá dictar su reglamento interno y normas de funcionamiento para la puesta en marcha plena del ente a partir del segundo semestre del año.
A la integración del organismo de control se había supeditado la derogación del Pass Trougth, una ordenanza vigente desde el año 2005 y que amparó una serie de actualizaciones automáticas en las tarifas de la SCPL, sin paso ni visado por el cuerpo.
De hecho José Gaspar (Cambiemos) subrayó en la fundamentación de la derogación de la norma, que la misma era inconstitucional por cuanto transgrede el principio de indelegabilidad que la COM plantea para el Concejo, que tiene justamente entre sus misiones y funciones la fijación y actualización de tarifas.
"Con enorme satisfacción votamos esto" subrayó, describiendo la fórmula como "un mecanismo perverso que dio a la SCPL la posibilidad de aumentar un 60% la tarifa de agua en 2015 sin que el Concejo ni el Ejecutivo municipal tomaran conocimiento".

PEDIDO DE INFORMES
Tal como lo anticipó El Patagónico, el Concejo emitió ayer un pedido de informes con plazo perentorio a la SCPL, planteando cuestiones vinculadas prioritariamente a los servicios eléctricos, aunque podría ampliarse a otros conceptos asociados con los servicios públicos. La cooperativa deberá dar respuesta en un plazo máximo de 10 días, con lo que teniendo en cuenta los feriados de estos días tiene como límite el 8 de abril.
Son en total 11 puntos planteados, entre los que pueden mencionarse la recaudación total percibida por la aplicación del fondo de sustentabilidad; movimientos en la cuenta bancaria especial creada a esos fines; el destino discriminado de los fondos y el estado de avance de las obras comprometidas en el marco de esta ordenanza.
También se piden precisiones sobre la cantidad de medidores activos, discriminados por categoría; conexiones clandestinas –en consumo y costos que representan-; número de beneficiarios de la tarifa social; monto invertido en las SA controladas (Transacue y Pecorsa) y en el servicio de Telefonía desde 2012 a la fecha; integración del paquete accionario de la SCPL y de las empresas que subsidiariamente controla.
Además, la prestadora deberá responder cuál es la cantidad de personal afectado al servicio eléctrico; exhibir copia de los aportes patronales desde 2012 a la fecha y también las facturas de compra de energía realizadas desde el mismo año, además de especificar la deuda total de la entidad, discriminada por acreedor, monto capital, intereses y punitorios.

HOMENAJE AL BOMBERO
La sesión de ayer se habilitó con un minuto de silencio en memoria de Luis Gramajo, bombero voluntario caído en servicio el domingo. Los concejales le otorgaron un reconocimiento post mortem y además de anticipar que la comuna regulará una pensión para la familia de quien fue el primer caído en servicio en los 77 años de historia del destacamento, se informó que trabajarán en la creación en una pensión graciable para todos los bomberos en actividad en la ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico