Compró una bebé, simuló un embarazo y la devolvió por su color de piel

Una mujer de 35 años quería una bebé y la compró por 20 mil euros. Al notar que la recién nacida era mestiza, la devolvió. Hay tres personas detenidas.

El hecho ocurrió en Latina, una ciudad cercana a Roma. Francesca Zorzo, una mujer de 35 años, mamá de un varón, quería tener una hija. Había tenido dos abortos previos y los médicos le habían dicho que no iba a poder quedar embarazada de nuevo. Fue así que la mujer decidió simular el embarazo y comprar por 20.000 euros una bebé.

Un marroquí actuó de intermediario. La mamá biológica de la criatura, Nicoleta Tanase, no quería tenerla ya que su embarazo había sido producto de una relación casual por lo que aceptó venderla a cambio de dinero.

Cuando la beba nació, a los pocos días hicieron la venta. La compradora se había puesto una faja de látex para hacer creer a sus vecinos, amigos y familiares que estaba embarazada. Su marido estaba preso por tráfico de drogas.

A los tres días de tener a la bebé, la compradora se arrepintió y se la devolvió a la madre biológica. Es que la pequeña era mestiza y la mujer no podía explicar a su entorno el color de piel de la pequeña. En tanto, la mamá biológica se la llevó a su verdadero padre, para que él se hiciera cargo. Fue allí donde los efectivos policiales e investigadores la encontraron, recuperó MinutoUno.com.

Toda la investigación surgió cuando las dos mujeres involucradas preguntaron telefónicamente cómo podían registrar a una beba que había nacido en una casa y no fueron a la entrevista que habían pactado.

Por el caso las dos mujeres y el hombre que fue intermediario están detenidos. En tanto, la menor quedó al cuidado de un convento de monjas y tiene que resolver si le da la custodia a su papá, donde la encontraron cuidada y en perfecto estado de salud.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico