Con 13 años mató a un ladrón que entró a robar a su casa

El hecho ocurrió en Moreno este ayer por la noche. El menor agarró el arma que había en su casa y mató de dos disparos a uno de los cinco delincuentes que entraron. El padre de familia aseguró que el nene "solo quería defender a la familia".

Ocurrió en la localidad bonaerense de Francisco Álvarez, partido de Moreno, pasadas las 21.30 en una casa de Tirso de Molina a dos cuadras de la Autopista del Oeste, donde el menor estaba en su dormitorio y observó que su madre era metida a los empujones hacia el interior de la propiedad por varios desconocidos que llegaron en un auto Chrysler Voyager, todos armados con ametralladoras, chalecos antibalas y reclamando la entrega de dólares y dinero en efectivo.

El nene fue a buscar el arma de fuego de su papá y enfrentó a los delincuentes a los tiros. Uno cayó muerto en el patio, mientras que el resto se escapó sin concretar el robo. El arma de fuego que utilizó fue un revólver calibre 9 milímetros.

Los demás delincuentes se escaparon en el vehículo con el que habían llegado, pero lo abandonaron a las diez cuadras ya que tenía una denuncia de robo de una comisaría de Merlo.

El nene, por tener 13 años, es inimputable por lo que no puede ir preso. De todos modos, para los investigadores, el menor actuó en "legítima defensa".

El papá del nene contó: "el arma era mía pero yo nunca le enseñé a usarla". En tanto aseveró que el chico está mal, no para de llorar por lo que pasó", y consideró que los delincuentes "han tenido códigos" y "le perdonaron la vida" a fu familia al optar por irse del lugar sin dispararles.

"Quería defender a su familia", justificó el hombre quien contó que tiene pensado mudarse ya que es la segunda vez que vive una situación similar. El 22 de diciembre del año pasado un grupo de delincuentes ingresó a la vivienda y fue él mismo quien les disparó para defenderse.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico