Con el buzo de DT en el fútbol de salón

Eduardo Cárcamo también tiene historia en el competitivo Fútbol de Salón de Comodoro Rivadavia. Tiene el honor de haber jugado un Panamericano y Mundial de Clubes, y es un capítulo que sigue escribiendo. "El futsal me ha dado muchas cosas. Hemos ganado campeonatos, y también los he perdido. Me ha dejado viajes, y muchas satisfacciones en mi vida. En Casino estuve mucho tiempo, pero empecé en Los Viajantes, jugué también en Líder y ahora estamos con Lanús", afirma Eduardo Cárcamo.
Ya no corre detrás de la pelota, pero su experiencia la comparte desde el banco. "En esta última etapa soy el director técnico, y eso es gracias a los pibes. Ellos fueron los que me apoyaron. Los conozco muy bien y me doy cuenta cómo están de ánimo para jugar cuando se están cambiando en el vestuario. A mí no me engañan", asegura con una amplia sonrisa. Se siente satisfecho por lo que ha logrado hasta el momento, y ponerse el buzo de DT se dio naturalmente. La exigencia y el alto nivel que tiene el futsal comodorense le ha dejado paso a los más jóvenes. "Haber quedado como DT en el fútbol de salón no fue algo pensado. Se fue dando. Eramos varios en el puesto, y cuando el entrenador se alejó por razones personales, se me planteó a mí para que agarre. Si ustedes, los jugadores, están de acuerdo, yo agarró. No hay ningún problema", les dijo a sus compañeros y aceptó el desafío. "En tres meses el balance es positivo. Perdimos el fin de semana por penales, y nos quedamos afuera, pero vamos a seguir. Soy un apasionado del fútbol y vamos a seguir", resaltó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico