Con fondos de las prestadoras

Por tercer año consecutivo el presupuesto municipal contiene -a instancias de los concejales que la incluyeron durante el análisis parlamentario- una partida específica para garantizar la puesta en marcha del Ente de Control.
Durante 2016 el monto es de 3 millones de pesos, aunque hay que subrayar que el mismo está previsto como un organismo autárquico. Así, más allá de los aportes de fondos públicos que deban efectuarse para garantizar los salarios de la estructura, las prestadoras de servicios deberán hacer un aporte concreto para garantizar el funcionamiento.
La ordenanza de creación del ente (N°10.270/11) dispone de hecho la creación de la "tasa de fiscalización y control" estipulada en el equivalente al 1% de los de los ingresos brutos de cada servicio (a determinarse por vía reglamentaria el período a tomar como base de cálculo), y será el organismo quien fije el cronograma de pagos.
De la implementación de esta tasa se deduce una mayor transparencia en lo que respecta a las ganancias de las empresas prestadoras, basadas hasta la fecha en meros informes elevados por ellas mismas y sujetos ahora a fiscalización concreta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico