Con heridas en ambas piernas un hombre denuncia abuso policial

Fernando Martínez tiene importantes heridas en sus piernas. Asegura que recibió disparos de la policía durante la noche del domingo. La pierna derecha es la más comprometida ya que tiene restos de los perdigones. Su abogado anunció que realizará la denuncia en el Ministerio Público Fiscal.

En su vivienda de Kilómetro 8, y acompañado de su esposa Valeria Marcial (36), Fernando Martínez (43) reposaba ayer por la noche con un importante vendaje que le cubría la herida ocasionada a corta distancia por un arma. Martínez denuncia que fue herido por policías.
El confuso episodio tuvo lugar el domingo, a las 22:30. La víctima reconoce que llegó a su casa en estado de ebriedad y que comenzó a destrozar elementos de su vivienda.
"Estaba sacado. No quería entrar en razón, por eso decidimos dejarlo solo y fuimos a pedir ayuda a la Comisaría de Kilómetro 8 para que lo tranquilice", relató Valeria Marcial mientras aseguraba que su marido "jamás la tocó y en ningún momento me levantó la mano".
Pasado unos minutos, personal policial se dirigió al lugar para tomar conocimiento del incidente, pero según el damnificado "los policías me tiraron sin motivo alguno. A quemarropa me tiraron dos veces. Cada una me pegó en cada uno de los pies pero el más perjudicado fue el derecho".
"Como pude llegué a casa y traté de parar con la río de sangre que fluía de mi pie. Luego llegó la ambulancia y me trasladaron al Hospital Regional. El dolor era insoportable y tenía miedo de perder el pie", agregó.
Martínez asegura que mientras le suturaban las heridas, una de las enfermeras le preguntó qué le había pasado, pero uno de los oficiales trató de atenuar la situación.
"Cuando se fue la enfermera se me acerca uno de los policías que estaba cuidándome y me dice: 'Si no querés pasarla mal, ojito con denunciar. Acá no pasó nada'. Después pasó un rato y me amenazó con esposarme la pierna lastimada: 'Nada de abogados si no vas a sentir dolor de verdad'", relató.
Los disparos hirieron gran parte del pie derecho y el primer dedo del pie izquierdo por lo que su recuperación demandará dos meses. "Es preocupante porque yo trabajo en el petróleo y la situación es delicada. Queremos que todo quede claro porque no puede ser que actúen de esta manera dejando en la cama a un trabajador", explicó.
El abogado del damnificado, Guillermo Klamer, realizará la denuncia hoy en el Ministerio Público Fiscal por abuso policial de efectivos de la Comisaría de Kilómetro 8.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico