Con menos sal, el pan es más sano

El ministerio de Salud de la provincia capacitó este fin de semana en Trevelin a panaderos para que sus productos tengan menos sal y así contribuir a la prevención de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles en la población.

El Ministerio de Salud del Chubut, que conduce Ignacio Hernández, a través de la Dirección Provincial de Promoción y Prevención de la Salud, realizó en la municipalidad de Trevelin una capacitación destinada a panaderos con el propósito de lograr adhesiones de panaderías locales a la iniciativa nacional que busca prevenir Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) en la población.
La jefa del Departamento Provincial de Nutrición, Karen Bender, señaló que “el Programa ‘Menos Sal, Más Vida’ trabaja sobre tres ejes para la reducción del consumo de sal en la población”. Ellos son: que la legislación y las ordenanzas municipales promuevan la concientización y la reducción del consumo de sal; el acuerdo con industrias para la reducción de sal en algunos alimentos procesados; y la reducción de sal en el pan de consumo habitual, que es el pan blanco, para lo cual se trabaja con panaderías artesanales o industriales, según sea el caso.

25% MENOS DE SAL

En este último caso, se produce “específicamente pan blanco con un 25% menos de sal”, con el objetivo de “hacer un cambio gradual porque no estamos trabajando sobre población enferma sino en prevención de enfermedades crónicas no transmisibles y promoción de la salud”, indicó Bender.
Las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) son enfermedades de larga duración cuya evolución es generalmente lenta. Estas enfermedades representan una verdadera epidemia que va en aumento debido al envejecimiento de la población y los modos de vida actuales que acentúan el sedentarismo y la mala alimentación.
Las principales ECNT son la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la enfermedad renal y se caracterizan por compartir los mismos factores de riesgo: tabaquismo, mala alimentación, falta de actividad física y consumo excesivo de alcohol.

IMPACTO MUY POSITIVO

Este cambio “no impacta en el sabor, pero sí impacta muy positivamente en la población porque el consumo del pan blanco en nuestra comunidad es altísimo; entonces es un producto que aporta mucho sodio en cantidad”, destacó la referente del Ministerio de Salud provincial.
Por último, Bender sostuvo que la idea es “sumar panaderías en toda la provincia”, y puso de relieve que “ya tenemos muchas panaderías con voluntad de adherir en otras localidades, pero lo vamos a ir haciendo por zona, por área programática”.
Los referentes de panaderías que estén interesados en sumarse al Programa “Menos Sal, Más Vida” pueden comunicarse con el Departamento de Nutrición del Ministerio de Salud provincial al teléfono (0280) 4481503 o el correo electrónico dptonutricionchubut@gmail.com. También pueden hacerlo a través del Facebook: Departamento Nutrición Chubut.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico