Con mucha ausencia de testigos se reinició el juicio por la desaparición de Iván Torres

El juicio por la desaparición forzada de Iván Eladio Torres se retomó el martes, tal como se fijó en la audiencia celebrada el 22 de diciembre y continuó ayer, mientras que mañana está programada una videoconferencia y allí se conocerá cómo serán los próximos pasos del debate que se sigue en el Tribunal Oral Federal. La ausencia de testigos motivó una serie de planteos sobre los que deberán resolver los jueces.

Con la ausencia justificada de una defensora y de tres testigos que por distintas razones no pudieron ser notificados, se retomó el martes el juicio oral y público que se sigue contra catorce policías procesados en el marco de la causa que investigó la desaparición forzada de Iván Eladio Torres, ocurrida entre el 2 y el 3 de octubre de 2003 en Comodoro Rivadavia.
La suspensión del debate se produjo el 22 de diciembre, fecha en la que se realizó la última audiencia de 2015 y se fijaron para el 2, 3 y 5 de febrero las primeras audiencias del año con el propósito de darle continuidad a la incorporación de la prueba testimonial.
Hay que recordar que el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia, en este juicio se encuentra presidido por el juez Enrique Jorge Guanziroli y lo completan Pedro José de Diego y Nora Cabrera de Monella. El Ministerio Público Fiscal, en tanto, lo representa el fiscal general Teodoro Nürnberg, mientras que el Ministerio Público de la Defensa lo representa el defensor general, Sergio Oribones.

TESTIGOS
El martes declaró una mujer de 73 años que pidió que no vuelvan a molestarla. A ella se la convocó para que cuente cómo fue el episodio que tuvo en 2003 con policías de la Seccional Sexta.
La mujer contó que por esa época le había alquilado una pieza a unos chicos de apellido Soto y uno de ellos, una noche efectuó disparos al aire y otro vecino llamó a la policía, aunque no se presentaron hasta el otro día a la mañana, cuando ella se iba a trabajar.
En esa oportunidad el efectivo que se entrevistó con ella le pidió si podía pasar al patio y se dirigió hasta la pieza de los Soto, que estaba abierta. Allí, sin orden judicial, ingresó; se apoderó de una fotografía que estaba pegada en la puerta y se marchó. Por la tarde la policía la convocó a que se hiciera presente en la seccional para interrogarla sobre Iván Torres, a quien dijo no haber visto nunca.
Su declaración en el juicio, finalmente, no fue de trascendencia y después de ella llegó el turno de un testigo de los que se denominan "vulnerables" y que por recomendación de la Secretaría Provincial de Derechos Humanos, depuso sin imputados, ni público presente. Por lo tanto su declaración quedó bajo reserva de las partes interesadas en el debate. A ésta, se sumaron otras dos declaraciones.
Ayer, en tanto, el acusador público desistió de una serie de testigos y del careo que estaba programado entre una empleada legislativa que "tira las cartas" y efectivos de la ex Brigada de Búsqueda de Personas. También el fiscal pidió que otros cuatro testigos sobre los que se informó su fallecimiento, sean incorporados por lectura una vez que se confirme con el correspondiente certificado de defunción.
En el mismo sentido propuso que se incorporen por lectura otros cuatro testimonios de personas que no pudieron ser notificadas, entre ellas Tamara Bolívar, quien fuera novia del desaparecido.
Por último y citando jurisprudencia, pidió que se incorporen por lectura las declaraciones que a lo largo del proceso ofreció María Millacura, madre de Torres.
A todo esto los defensores se opusieron a la mayoría de los planteos, en especial a la anulación del careo, algo que fuera requerido por esa parte y para la cual significa de gran interés su realización.
También se manifestó la oposición de la incorporación por lectura de las declaraciones de Millacura y se propuso que la Fiscalía desista de esa testigo.
La resolución de los planteos descriptos la tomará el tribunal y la dará a conocer mañana, cuando se retome el juicio con las videoconferencias programadas para la ocasión.
Ayer, además, declararon dos policías: uno de ellos era chofer del Comando Radioeléctrico y el otro se desempeñaba en la Comisaría de Diadema. A este último se lo consultó sobre un procedimiento en el que participó y del cual poco y nada recordó. En el mismo, se habría revisado una casa de campo, cercana a la ruta 39, donde se habrían encontrado escrituras en las paredes que decían "acá estuvo Iván Torres".

PRCESADOS
Hay que tener presente que el debate se inició el 30 de noviembre y a esta instancia, en calidad de procesados, llegaron catorce miembros de la Policía del Chubut, entre quienes se encuentran: Juan Sandro Montecino, Marcelo Miguel Alberto Chemín, José Luis Bahamonde, Nicolás Alfredo Fajardo, Mario Alberto Gómez, Héctor Enrique Cocha, Santiago Antonio Rodríguez, Roberto Damián Soto, Rosana Elizabet Soler, Hernán Eliseo Leiva, Pablo Miguel Ruiz, Sebastián Florentino Sifuentes, Sergio Omar Thiers y Fabián Alcides Tillería.
La desaparición de Torres data de octubre de 2003 y si bien se tenía como referencia la noche del 3 de octubre, el testigo que lo vio por última vez -a quien en su declaración no se advirtieron contradicciones- afirmó que fue en las primeras horas del 2 de octubre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico