Con porcentaje variable de asistencia y mucho trabajo de contención se reiniciaron las clases

El Gobierno provincial aseguró que en el reinicio del ciclo lectivo tras el temporal, ayer el 80% de los alumnos asistió a clases. En las escuelas, en cambio, el número varió de acuerdo a cada establecimiento, con mayor presentismo en los establecimientos que se encuentran alejados de las zonas afectadas y menor porcentaje de estudiantes en aquellos próximos a los sectores de desastre o con matricula diversa. Los directivos consultados coincidieron en que esta semana el trabajo será de contención y refuerzo en los contenidos.

Será una semana de contención, análisis y relevamiento. Ayer se reiniciaron las clases en Comodoro Rivadavia luego del temporal que obligó a suspender el ciclo lectivo por 18 días, tras el temporal de lluvia que destrozó a una parte de la ciudad. Tal como estaba previsto, las aulas tuvieron bancos vacíos, principalmente en aquellas escuelas que se encuentran próximas a las zonas de catástrofe: Juan XXIII, Amaya, 30 de Octubre, Laprida.
Desde el Gobierno provincial (ver recuadro), aseguraron que el 80% de los alumnos ayer volvió a la escuela, pero desde la Regional Sur de ATECh (Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut) señalaron que el presentismo solo superó el 50%. En la calle la sensación fue similar, con porcentajes dispares que marcaron que esta semana será atípica en los establecimientos educativos.
Marcela Torres, directora de la escuela 83, explicó que en esa escuela -la más antigua de la ciudad- “hubo un 80% de asistencia en turno mañana”, mientras que los docentes acudieron en su totalidad, inclusive una profesora que tuvo que ser evacuada del barrio Pueyrredón.
No obstante, la directiva aceptó que esta semana no será igual a otras. “Sabemos que hay algunos alumnos que están evacuados, otros que tienen dificultades y hay barrios que están sin agua”, señaló.
"Pero fue el primer día y hubo muchos papás llamando, preguntando si había clases; entonces puede ser que quizás no se enteraron de que se reiniciaba el ciclo. Por eso vamos a ir analizando en estos días cuál es la situación”, explicó, asegurando que esta semana se realizará un trabajo de contención para conocer la realidad de cada familia, mientras se tratará de hacer un repaso de los contenidos en ejes puntuales.
En la escuela 119, ubicada en San Martín y Saavedra, el porcentaje de ausencia alcanzó un 40% en el turno mañana. Así lo confirmó Carlos Piñeiro, director de la institución. “En la escuela no tuvimos ningún inconveniente, no entró nada de agua, pero hoy tuvimos un porcentaje del 60% en el turno mañana. Intentamos comunicarnos con los chicos... algunos fueron evacuados, pero con algunos no pudimos comunicarnos porque no pudimos llegar”, señaló, siendo optimista en que durante la semana se incrementará el porcentaje de presentismo.
En los barrios Roca y Pueyrredón -este último con una parte de la zona de catástrofe bastante afectada-, el ausentismo se hizo sentir con más fuerza. En la escuela 32, ubicada sobre la avenida Canadá, el presentismo alcanzó un 47% sobre una matrícula de 266 estudiantes, mientras que en el jardín 421, que se encuentra en el inicio de la zona de desastre sobre la calle Doctor Tejo –institución que no sufrió inundaciones ni ningún otro tipo de inconvenientes durante el temporal–, contaron 80 niños de una matrícula que asciende a 180 (menos del 50%) en el turno mañana.
Para Erica Díaz, la directora del establecimiento de nivel inicial, la razón del ausentismo fue el hecho de que muchos padres no se enteraron del reinicio de clases, como también por los inconvenientes que hay en los accesos para que lleguen los nenes al jardín. “Muchos papás nos han llamado y nos han dicho que no pueden acercarse por los accesos: la gente que vive en las 1008, Juan XXIII, Pueyrredón que fueron las zonas más afectadas”, sostuvo la directora.

CONTENCION
CON UNA GUIA
Díaz, por otra parte, explicó que ante esta situación esta semana se trabajará en la contención y en el reencuentro de los niños tal como se indicó desde el Ministerio de Educación a través de Supervisión de Escuelas. "Es un volver a encontrarnos con nuestros alumnos y nuestros docentes, donde algunos también estuvieron afectados por el temporal”, señaló.
Con este último punto coincidieron los otros docentes consultados, quienes confirmaron que el Ministerio de Educación bajó una guía de contenidos para trabajar tras el temporal.
La misma, que fue implementada en La Plata, pone a disposición actividades para trabajar sobre los miedos y las inseguridades, pero además incentiva a promover campañas solidarias, siempre pensando en la contención de los chicos. Es que como dijo Torres, la directora de la escuela 83, ante tipo de desastres “el rol de la escuela es poder contener y dar seguridad a los niños”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico