Con solo ocho carteles se busca prevenir accidentes en el camino Roque González

Con la instalación de ocho carteles de señalización que indican la velocidad máxima permitida y la peligrosidad de las curvas, se busca prevenir los accidentes que ocurren en el camino interurbano donde hace seis días falleció Cristina Soledad López. La inversión que deja mucho que desear, forma parte del presupuesto de 1 millón de pesos que el municipio destinó en el presupuesto 2016 para el reacondicionamiento del camino.

Mañana se cumple una semana del accidente que le costó la vida a la jugadora y entrenadora de hóckey Cristina Soledad López (28), y pese a las contundentes pruebas de las deficiencias del camino interurbano Roque González, y la cantidad de accidentes que allí se registran en forma anual, el municipio solo atinó a colocar ocho carteles de señalización que indican la velocidad máxima permitida y la peligrosidad de las curvas.
Así lo confirmó el propio subsecretario de Control Operativo Mariano Lamberti, quien en horas de la mañana fue consultado por El Patagónico. "Estuvimos con trabajos, un poco atrasados por el cambio de gestión y un tema presupuestario, pero alcanzamos a cubrir la parte de cartelería con velocidades permitidas y las curvas de mayor velocidades”, señaló.
"Faltan las líneas (para dividir los carriles) porque son máquinas especiales que hacen líneas sobre relieves", detalló Lamberti.
Un equipo de este medio se acercó al sector para comprobar lo dicho por el funcionario, lo cual pese a ser cierto, deja mucho que desear. Es que los carteles no solo están encimados, en un caso, sino que tampoco respetan el verdadero dibujo de las curvas. A esto se suma la falta de controles operativos que hubo durante esta semana, algo fundamental para este camino donde las velocidades, más allá de carteles, superan ampliamente los 80 kilómetros por hora.
Según explicó Lamberti, los trabajos en el camino interurbano continuarán, y además de la demarcación de las líneas que delimitará su único carril con la banquina, se buscará constituir una dársena en el ingreso al sector de los molinos y al barrio Ex estación de YPF. Es que esa es una zona muy riesgosa, principalmente para aquellos automovilistas que deben cruzar de un lado de la ruta al otro para seguir su camino.

UNA INVERSION DE $1.000.000
Hay que recordar que la falta de controles periódicos de tránsito, nulas inversiones en materia de seguridad y señalización, al igual que la imprudencia de conductores que circulan a diario por ese camino interurbano, hacen del Roque González una las arterias más peligrosas de Comodoro Rivadavia.
Solo desde su inauguración en 2004 se han tenido que lamentar al menos una decena de víctimas fatales y más de medio centenar de accidentes automovilísticos, que hicieron que sea considerado por la Agencia Provincial de Seguridad Vial como un “punto negro” dentro del ejido urbano de esta ciudad.
El pedido de inversiones para su mejoramiento ha sido constante en los últimos años. Sin embargo, recién en diciembre, en la última sesión del Concejo Deliberante, los ediles habían celebrado que el municipio iba a destinar $1.000.000 para la construcción de dársenas de acceso, de garitas de colectivo, mejoramiento de la trama vial, iluminación, señalización y la realización de controles preventivos.
Pasaron casi cuatro meses de aquel anuncio y las obras prometidas recién se comenzaron a ejecutar en la última semana, luego del accidente que le costó la vida a una joven.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico