Con tan solo 8 años padece un tipo raro de cáncer de mama

Los médicos dicen que la niña tendrá que someterse a una mastectomía y que deberán quitarle "todo el tejido mamario". La literatura médica encuentra uno o dos casos (de niños con esta enfermedad) en un período de 20 o 30 años.

La corta edad de Chrissy Turner, que vive en Utah, EE.UU., sería suficiente para considerarla una paciente poco común con cáncer de mama. Pero, además, la variante de la enfermedad que desarrolló, carcinoma secretor, rara vez se encuentra incluso en adultos.
Los médicos creen que la pequeña de 8 años es una de las pacientes más jóvenes del mundo en recibir este tipo de diagnóstico.
"El caso de Chrissy es muy, muy raro", le explicó a la BBC su doctor, Brian Bucher, un cirujano pediátrico del Primary Children's Hospital de Utah.
El carcinoma secretor se distingue de otros tipos de cáncer por su morfología y también por su patrón de crecimiento lento. Este tipo de cáncer afecta tanto a hombres como a mujeres, independientemente de la edad, y suele tener un buen pronóstico. Originalmente ha sido observado en jóvenes, pero también puede afectar a personas de mayores edades.

"UNO O DOS CASOS
EN 20 O 30 AÑOS"
En los adultos, los casos de carcinoma secretor no llegan al 0,15% de los cánceres de mama. Y en los niños tampoco es muy común.
"Si analizamos la literatura médica, podemos encontrar uno o dos casos (de niños con esta enfermedad) en un período de 20 o 30 años", describió el médico. Según Bucher, la paciente más joven diagnosticada con la enfermedad fue a una niña de 3 años.
El diagnóstico de Chrissy llegó el mes pasado, tras el descubrimiento de un bulto en el pecho de la muchacha, tras lo cual la sometieron a una serie de pruebas.
"Estaba un poco asustada por averiguar de qué se trataba", dijo Chrissy en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense ABC. Y su madre, Annette, expresó: "fue un choque muy grande. Ningún niño debería tener que enfrentar un cáncer".
En las próximas semanas, la pequeña se someterá a una mastectomía. "Vamos a quitar todo el tejido mamario", detalló Bucher y aseguró que el pronóstico es positivo.
"Según informes médicos, la mayoría de los niños con este tipo de cáncer se recuperan bien. Es definitivamente curable", afirmó.

EL DRAMA FAMILIAR
La situación se la familia de Chrissy se agravó por el hecho de que Annette y su esposo, Troy, también padecieron cáncer. Ella se recuperó de un cáncer de cuello de útero; Troy todavía lucha contra un linfoma no Hodgkin (LNH), del que fue diagnosticado por primera vez en 2008.
Conmovidos por la situación de los Turner, amigos de la familia pusieron en marcha una página en Facebook y una campaña de financiación colectiva en GoFundMe para colaborar con los gastos médicos.
"Chrissy está a punto de comenzar la lucha más importante de su vida y la familia Turner necesita toda la ayuda que pueda conseguir", escribió la fundadora de la campaña, Melissa Papaj. La campaña ha sido exitosa: en siete días logró recaudar más de US$50.000 y mensajes de apoyo de todo el mundo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico