Con un primer acto oficial, Macron se empieza a probar el traje de presidente

Macron, que a sus 39 años será el presidente más joven de la República francesa, venció en los comicios del domingo a la ultraderechista Marine Le Pen con dos tercios de los votos en unas elecciones con una alta abstención (25,44%) y con un elevado porcentaje de votos blancos y nulos (11,47).

Un homenaje a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial se transformó ayer en el primer acto oficial de Emmanuel Macron como presidente electo de Francia, ocasión en la que se presentó en París junto al actual mandatario, Francois Hollande.
Bajo el Arco del Triunfo parisino, Hollande recibió con una sonrisa y un apretón de manos a Macron, su ministro de Economía entre 2014 y 2016, antes del traspaso de poderes, que tendrá lugar el próximo domingo.
El saliente mandatario socialista repitió así el gesto que tuvo para con él su antecesor, Nicolas Sarkozy, cinco años atrás.
Macron, que a sus 39 años será el presidente más joven de la República francesa, venció en los comicios del domingo a la ultraderechista Marine Le Pen con dos tercios de los votos en unas elecciones con una alta abstención (25,44%) y con un elevado porcentaje de votos blancos y nulos (11,47).
El presidente electo y Hollande escucharon solemnemente La Marsellesa, el himno de Francia, y "Le Chant des partisans", canción emblemática de la Resistencia francesa ante la ocupación de la Alemania nazi.
A continuación, ambos depositaron una corona de flores en la tumba del "Soldado desconocido", en homenaje a los millones de soldados que dejaron su vida en la Primera (1914-1918) y Segunda Guerra Mundial (1939-1945).
Macron, que tomará posesión del cargo de jefe de Estado el próximo domingo 14 de mayo en una ceremonia en el Palacio de Elíseo, vivió el momento del himno "Le Chant des partisans" con los ojos cerrados.
La fecha del traspaso de poderes fue confirmada por el presidente francés, Francois Hollande, por la TV pública France 2.
"El domingo será el traspaso de poderes, el día en el que le transmitiré lo que considero que es esencial. Luego será investido y se convertirá en presidente de la República", dijo Hollande.
El nuevo presidente galo anunció que su gobierno empezará con medidas de choque, que lanzará durante el verano y en muchos casos por decreto, para reformar el mercado laboral.
Las legislativas de junio próximo, que renovarán la Asamblea Nacional, indicarán el poder real con el que contará el nuevo jefe de Estado que, en caso de no obtener una mayoría suficiente, tendrá que negociar con otros grupos.
Para Macron, la reducción de los derechos laborales aprobada por su antecesor el pasado verano "va en la buena dirección" pero "es insuficiente", lo que hace presagiar un texto que no gustará a los sindicatos más combativos.
Su principal objetivo es permitir que las condiciones laborales, en particular la jornada laboral, sea negociada en cada empresa o a nivel sectorial para las pymes, dejando así de lado los convenios colectivos, una idea que los sindicatos consideran que pone en manos de los patronos todo el poder.
Dentro de este contexto, Macron va acercándose a la fecha de traspaso de mando entre movilizaciones de protesta anticipada.
El presidente electo ya ha anunciado que aguardará el resultado de las elecciones en Alemania para relanzar el proyecto europeo de forma conjunta, un contraste con Hollande, que durante la campaña de 2012 había avisado de que presionaría a Merkel para acabar con las políticas de austeridad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico